RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Lunes 28 de mayo de 2018

su estilo

Entrá a la casa de Susana en Miami

Susana abre por primera vez las puertas de su paraíso en Di Lido Island, Florida, una construcción típica de South Beach, con espacios generosos, buena distribución, jardín, muelle que da al mar y pileta.

 
 

"De chica, mi padre me enseñó que cuando se compra un barco, un campo o una casa que ya tiene nombre, por cábala es mejor no cambiarlo. Por eso conservé Jinetes del mar, que era el nombre que tenía la casa. Este es mi refugio, cuando estoy aquí puedo salir, llevar una vida normal y tranquila. Por eso, también aprovecho para comprar cosas lindas para decorar y renovar los ambientes, soy una fanática de los buenos géneros para las cortinas importantes y los tapizados. Y por supuesto, siempre hay ores frescas".

 

“Elegí beige y blanco, y el toque de color lo dan los objetos. Casi todo lo traje de Fisher Island, donde vivía antes. Fue fácil decorar esta casa, son pocos ambientes”.

 

“El living, el comedor, el espacio del piano, el de la televisión y la cocina están integrados. Amo las mesas para jugar a las cartas y los sillones bien cómodos para charlar frente a la chimenea. Tengo un gran ventanal que da al mar. Sentarme a ver el atardecer hasta que las luces de los edificios se reflejan en el agua y tomar sol o leer bajo la sombrilla en el muelle son dos de mis programas favoritos. Aquí gozo de una paz que me cuesta mucho conseguir en Buenos Aires”.

 

“Buena luz, un gran espejo, mucho lugar para guardar maquillajes y cremas, y un buen espacio para sentarme cómodamente. Esos son mis requisitos para un cuarto de baño”.

 

"También tengo varios juegos de vajilla, en Miami no suelo recibir invitados, pero siempre me gusta estar lista. Las mesas bien puestas son mi obsesión. En las habitaciones me fascina entelar las paredes, las hace más cálidas, íntimas y silenciosas. En todos los cuartos tengo un chaise long para tirarme a leer el diario a la mañana. Las camas las prefiero bien grandes y con baldaquino. Las mesas de luz, con mucho espacio para apoyar libros, agenda, computadora y por supuesto una buena tele para ver películas. Soy totalmente noctámbula, puedo estar hasta cualquier hora si me vuelvo loca con una serie".

 

“La elección en el caso del cuarto de huéspedes fue entelar las paredes con toile de jouy verde y blanco, en combinación con las cortinas y el acolchado”.

Fotos: Billy Coleman.

..

Más notas de Estilo