RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Martes 09 de enero de 2018

su bienestar

Cómo salvar a un pichón que cayó de su nido

Los primeros auxilios y lo que no hay que hacer para salvarlos

Por Belén Gutiérrez Sieiro  | 

 
 

Vas caminando por la calle y de repente te encontrás con un pajarito que se cayó de un árbol. Si todavía está vivo, podés salvarlo. No se necesita demasiado para ayudarlo. Solo un poco de voluntad y mucha paciencia. Para eso, tené en cuenta esta serie de recomendaciones de la Asociación Civil Pájaros Caídos, expertos en el tema.

 
No hay que bañarlos ni darles leche. 

Ponelo en un lugar cómodo, como una cajita de cartón, de fácil acceso en un lugar cálido.

Si es muy pichón, no le des líquido, ya que puede ahogarse. Y ni se te ocurra darle leche porque puede matarlo.

No lo bañes, porque no regula su temperatura y puede morir de hipotermia.

Si bien es difícil sustituir la alimentación que le dan sus padres, existen en el mercado pasta de embuche o fórmula de cría que permite brindarle al pichón las vitaminas que necesita. Recordá que en cualquiera de los casos la comida debe estar a temperatura ambiente, ni muy fría ni muy caliente.

Si tiene días de vida, dale de comer cada media hora con una jeringa. Si ya pasaron algunas semanas, hacelo cada una hora y a medida que crezca, espacialo a dos. Tené en cuenta que los pichones demandan alimento al abrir el pico y cuando ya están llenos, no piden más.

 
En las veterinarias se puede conseguir pasta de embuche para alimentarlos. 

Alimentalo desde bien bien temprano y hasta que baje la luz, que es cuando los pájaros duermen.

No te asustes si ves que hace muchas deposiciones. Es normal. Mantenele el ambiente limpio.

Si por alguna razón no podés ayudarlo, sacalo del suelo y ponelo en un lugar elevado para que que no lo pisen y alejarlo de los predadores.

En invierno, dejale botellas llenas de agua caliente y cubiertas con tela para conservar el calor y que no se enfríe tan rápido..

Más notas de Bienestar