RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Martes 05 de diciembre de 2017

chica del mes

Es docente y creó la primera app que traduce la voz a la lengua de señas

Agata Fornasa es la directora la ONG Señas en acción. Junto a su equipo diseñó Signalo, una aplicación que será gratuita y facilitará la comunicación entre oyentes y no oyentes

Por Josefina Marcuzzi  | 

 
 

Cuando tenía 12 años, Agata Fornasa conoció en un cumpleaños a una chica cuyos padres eran no oyentes. Como era la única que podía escuchar, la niña acompañaba a su madre a distintos lugares para ayudarla a comunicarse: al médico, a la psicóloga o a hacer trámites. Terminó el cumpleaños, perdieron el contacto, pero ese hecho despertó en Agata el interés por las personas no oyentes. Creció, fue al colegio y a la hora de elegir una carrera, optó por el profesorado de Educación Física, actuación y lengua de señas a la vez. Así, entró en un mundo que nunca quiso abandonar.

Hoy, a los 40 años, Agata vive en Puerto Madero junto a Gabriel, su novio, y habla más lengua de señas que español. Por las mañanas da clases de Educación Física a niños no oyentes, y a la tarde trabaja en la ONG que encabeza, Señas en Acción. Junto a otras cuatro personas soñó, pensó y creóSignalo, una aplicación que traduce el español o cualquier otro idioma al lenguaje de señas a través de un avatar de pelo azul y cara sonriente.

 

El proyecto será realidad dentro de un año y medio, ya que la idea resultó ganadora del concurso Mentes Transformadoras. “Es un sueño cumplido. Ojalá mucha gente la use y se contagie las ganas de aprender lengua de señas”, se entusiasma Agata. Mediante Signalo una persona no oyente, con solo tener un celular y la app, podrá formar parte de una conversación entre personas oyentes.

En su vida diaria, Agata dirige obras de teatro de lengua de señas, da clases e incluso organiza los viajes de egresados a Bariloche de los alumnos. “Tengo una fuerte vocación docente y un gran amor por el bilingüismo —reflexiona—, creo que todos deberíamos saber lengua de señas, porque es clave para la integración. En definitiva, la discapacidad está en ambos lados: ellos no escuchan y nosotros no comprendemos su lengua”.

 

Más notas de Chica del mes