Depilación: cuál es el mejor método para vos - RevistaSusana.com  
 
RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Jueves 21 de septiembre de 2017

su belleza

Depilación: cuál es el mejor método para vos

Cada vez hay más métodos y tecnología para que depilarse no sea una verdadera tortura. Conocé los pro y contra de cada uno.

Por Malú Pandolfo  | 

 
 

Rubias, morochas, pelirrojas, con piel más o menos clara y hasta bronceadas. Para todas existen variadas opciones de sistemas de depilación para usar en casa, llevar de viaje o realizar en gabinete bajo la mirada médica. Desde los clásicos hasta los de más avanzada tecnología, cada uno responde a las distintas necesidades.

Con cera

Método tradicional y efectivo, no mancha la piel pero en manos poco entrenadas puede producir quemaduras. La temperatura de la cera, que generalmente se comparte, es alta como para destruir gérmenes. Sin embargo, lo más conveniente es usar la propia o solicitar una nueva. El método, con tironeo incluido, es doloroso y agresivo para la piel: al arrancar la cera se inflaman el bulbo y los tejidos de alrededor, pudiendo formar moretones. También puede provocar pelos encarnados, forúnculos y foliculitis. Se desaconseja si hay várices o problemas circulatorios que pueden agravarse. Apta para todas las partes del cuerpo, puede producir pigmentación posterior, por lo que hay que tener cuidado en las zonas del bozo y el labio superior. Se debe esperar a que el vello crezca al menos dos milímetros para volver a depilar. No es recomendable para personas con granos ni eczemas. ¿La gran ventaja del método? Es un sistema económico, arranca el pelo de raíz y con el paso de los años va debilitándolo, logrando que la depilación se espacie. Una variante más higiénica es la cera roll on: se trata de una máquina con cartuchos individuales que se calientan para deslizarse sobre la piel y luego se retiran con una banda de género descartable. También extrae el pelo de raíz pero con menos dolor. Es ideal para zonas sensibles ya que la máquina funciona con temperatura regulada que además evita quemaduras. La pueden usar personas con problemas circulatorios porque la temperatura no es tan alta.

 

Máquinas eléctricas

Al ser personales, resultan mucho más higiénicas, prácticas e ideales para los viajes. Por medio de un rodillo con pequeñas pinzas o discos giratorios que avanzan por la piel, se van quitando los pelos. No tienen contraindicaciones, se pueden usar en cualquier zona del cuerpo durante todo el año. Hay variantes en los equipos, como los que incluyen discos cerámicos que atrapan pelos de distintos largos y diversos accesorios, como los exfoliantes que previenen los pelos encarnados. Como la cera, eliminan el pelo de raíz, que también va perdiendo fuerza. ¿Otro beneficio? Al actuar superficialmente, no hay riesgo de que el pelo crezca por debajo de la piel. Si se lo adopta como método, lo ideal es realizarlo después de bañarse. No es conveniente tomar sol inmediatamente después de la depilación y es fundamental hidratar la piel para que no se irrite.

 

Maquinita de afeitar

El cuco de la depilación, corta el pelo que después asoma con más fuerza. Como no afecta el ciclo de crecimiento del pelo, solo es apta para depilarse entre una y otra sesión de láser. Aunque muchas mujeres, por miedo a las consecuencias del calor y los tirones para várices y arañitas, la siguen eligiendo.

Luz pulsada

Actúa por fototermólisis selectiva, es decir que produce una destrucción por medio de luz y calor, apuntando al pigmento, o sea, al pelo con color. Destruye el bulbo piloso por medio de un haz de luz de gran intensidad y cuanto más oscuro y grueso es el pelo, mejor responde. No se usa en verano porque disminuye la diferencia del tono de la piel y el pelo, y puede quemar. Deja un leve eritema que, expuesto al sol, puede causar manchas. Tres semanas antes de la sesión no se debe extaer el vello de raíz. No se puede llevar a cabo durante el embarazo o mientras se ingiere medicación fotosensibilizante. Se repite cada cuatro semanas en piel limpia, sin autobronceantes ni cremas. La versión casera tiene una intensidad más baja y, según la cantidad de vello se usa solo o como complemento de procedimientos profesionales. Elimina el vello facial o corporal que está en fase de crecimiento inicial de manera progresiva, tras sucesivas aplicaciones. Los resultados no son inmediatos y, según el caso, se deberá esperar a la cuarta a séptima sesión para advertirlos. Después del tratamiento, es necesario hidratar la piel.

 

Láseres

Es la tecnología más avanzada y sus resultados son hasta hoy insuperables. También trabajan por medio de fototermólisis. Más específicos que la luz pulsada, llegan a temperaturas más altas para trabajar puntualmente en el folículo, lo que asegura su efectividad. Esto se nota luego de la tercera sesión en la que el pelo ya se advierte más debilitado. A partir de este momento, el único tratamiento exitoso es el láser. Vale aclarar que no eliminan para siempre todo el pelo en una vez. Actúan sobre el que está en fase de crecimiento. Aquellos en fase de reposo tienen que llegar a la fase activa para poder ser tratados. En cada sesión se elimina el 99,9 por ciento de los pelos en etapa de crecimiento. Después, los que siguen apareciendo son los que estaban en reposo. Las sesiones se repiten cada cuatro semanas para dar tiempo a su crecimiento. De este modo se va eliminando el vello restante. Entre una y otra sesión no hay que depilar con pinza o cera porque afecta el ciclo del pelo. Antes de comenzar un tratamiento de depilación con láser hay que dejar pasar entre 30 y 60 días de la última depilación con cera. Para evitar quemaduras, se debe realizar bajo supervisión médica. No se aplica en embarazadas, pacientes con enfermedades de la piel, como porfiria, lupus ni vitíligo, ni en quienes estén tomando medicamentos fotosensibilizantes. Cualquier sistema de láser exige ser realizado en centros con respaldo médico, manejados por dermatólogos o cirujanos plásticos, con equipos aprobados por la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) y por la FDA o la CE (Comunidad Europea).

  • El láser de diodo es el más usado y es apto para todo tipo de piel. Uno de ellos es el Vectus que incluye un sistema que mide el grado de pigmentación para programar el tratamiento según tipo y color de piel, y densidad y grosor del vello. Se puede usar en pieles muy claras y oscuras, e incluye un sistema de frío. Requiere entre 4 y 6 sesiones.
  • El Soprano, de diodo de alta potencia y onda continua, sirve para todas las pieles y es prácticamente indoloro. En una sola sesión, permite tratar una mayor extensión de piel. Puede hacerse en verano, en pieles recién bronceadas y también en aquellas oscuras. Remueve el pelo con técnica de barrido y no deja zonas sin tratar.
  • El Candela es un láser de alexandrita que permite una mayor absorción de melanina para tratar incluso pelos claros y muy rubios. Además cuenta con un dispositivo de refrigeración de la piel. Antes y después de que se emita el láser, pulveriza un rocío de criógeno refrigerante para proteger la piel. Es apto para depilar también pelo claro. Se suele realizar en rostro, brazos, pecho, piernas, axilas y espalda. La piel no debe estar bronceada por lo que durante las dos semanas previas hay que evitar las exposiciones solares. Ni antes ni durante el tratamiento es conveniente decolorar el vello.

Opciones para elegir

 
Zero Ultra Fast depiladora de luz pulsada ultracompacta, con cinco niveles de energía. Promete un 80 por ciento de reducción del vello en cuatro tratamientos ($7499, Bellisima). 

 
Skin Lady Waterproof diseñada para la depilación en el agua, mantiene la piel hidratada en el proceso y suaviza la sensación que genera la extracción. Con reductor de cabezal para acceder a las zonas más sensibles ($2055, Ga.Ma Italy). 

 
Satinelle Prestige depiladora con mango en forma de S, permite uso en seco y húmedo, ideal para la ducha. Con iluminación, cabezal cerámico, masajeador corporal que relaja la piel, cepillo exfoliante y cabezal para cara y zonas delicadas ($2799, Philips). 

 
Ilight Pro. depiladora de luz pulsada probada clínicamente y por dermatólogos, asegura resultados en tres sesiones. Con accesorio facial, cinco niveles de intensidad y garantía por dos años ($4999, Remington). 

Más notas de Belleza