RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Jueves 21 de septiembre de 2017

chica del mes

¿Quién es la argentina que unió las Islas Malvinas a nado?

Alejandra Broglia es cordobesa, tiene 49 años y fue la primera mujer en realizar esta hazaña en las aguas abiertas del estrecho de San Carlos

Por Josefina Marcuzzi  | 

 
 

Comenzó a dar sus primeras brazadas a los 5 años en el Jockey Club de la ciudad de Córdoba y no paró; fue nadadora federada e integró la selección nacional. Hace 21 años, se fue a vivir a Río Gallegos. Allí se casó y tuvo dos hijos, Carolina y Santiago, y siguió nadando, por hobby o dando clases. En abril de 2014, después de entrenar a sus compañeros para nadar en aguas abiertas, decidió que ella también se iba a aventurar y cruzó elLago del Desiertoen aguas a 4 grados bajo cero. A esa primera experiencia le siguió el cruce de Magallanes, en 2015, y el Canal de Beagle. Cada cruce le planteaba un nuevo objetivo y las islas Malvinas eran el desafío perfecto: tenía un significado especial y ninguna mujer lo había hecho.

 
“Cuando mirás la grandeza absoluta, el fondo y el entorno, es clave estar bien preparado mentalmente para lograr el cruce”, cuenta Alejandra..  Foto: Horacio Córdoba

Después de estudiar cuidadosamente cuál era el mejor momento para hacerlo y sin ningún apoyo económico, en febrero de este año Alejandra, su hija Carolina y su nadador de rescate llegaron en un avión a Puerto Argentino. “Visitamos el cementerio de Darwin, sabíamos que tal vez sería la única oportunidad de conocerlo y nos quedamos unas horas ahí. Fue muy emocionante”.

Luego viajaron a Puerto San Carlos. Ella lo evoca así: “Al día siguiente, nos levantamos a las 5, tomé un desayuno muy liviano y partimos en velero hacia Jersey Point, en Gran Malvina. A las 8.02 me tiré al agua. Ese momento es el de máxima concentración, cuando mirás la grandeza absoluta. Fui sorteando algas, por debajo mío pasaban nadando pingüinos, había toninas cerca, cardúmenes de peces plateados, algunos restos de redes de pesca, todo muy cerca. Cuando entré a mar abierto realmente me sentí muy cómoda, el mar era de un azul muy oscuro. Hice 5,6 km derivada por las corrientes. Escuché los gritos de aliento de mi hija y mi nadador de rescate. Comenzaba a salir el sol cuando finalmente toqué tierra”..

Más notas de Chica del mes