RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Jueves 24 de agosto de 2017

su moda

¿Cómo elegir el zapato perfecto?

Las claves de Sylvie Geronimi, la diseñadora de calzado artesanal preferida de actrices, diseñadores y artistas argentinos

Por Paula Alvarez

 
 

Desde chica, las artes en general captaron su atención: en su infancia, el dibujo; y cuando era adolescente, se interesó por el teatro. Pero Sylvie Geronimi siguió el consejo de su padre, que quería que estudiara una carrera con mejor salida laboral e ingresó en el Colegio de Alta Costura de Francia. Se enganchó con la fabricación y venta de sombreros hasta que en una pasantía en Balenciaga se le disparó la curiosidad por la confección de zapatos. En Francia no existían más esos talleres artesanales, pero sí en la Argentina, el país natal de su madre. Así, a sus 25 años, llegó a Buenos Aires, instaló su taller y se convirtió en una referente por sus diseños que son un mix de transgresión, sofisticación y calidad.

 
La plataforma es fundamental para que no duelan los zapatos de taco alto. 

¿Te acordás cuál fue el primer zapato que hiciste?

Fue muy cómico, unas ojotas para Via Vai. ¡Fueron furor! Después las empecé a hacer con patchwork y las vendía como pan caliente. En esa época una de mis clientes era María Cher, que se iba con bolsas de ojotas a Punta del Este para venderles a sus amigas.

¿Qué es lo que hay que tener en cuenta para elegir un buen zapato?

Hay que tener buen ojo de entrada, pero si no está bien parado, ya es un mal signo. Ese es el trauma del fabricante francés.

 
Sylvie Geronimi en acción. Todos sus diseños se realizan de manera artesanal y por esos sus zapatos son únicos. 

¿Si te hace doler está mal hecho?

Tengo clientas que me han traído zapatos de Jimmy Choo o Yves Saint Laurent convencidas de que estaban mal hechos. Estaban perfectamente fabricados, el problema es que resulta imposible que el pie no duela si está elevado 9 centímetros y sin plataforma de apoyo.

¿Entonces cuáles son las medidas para no sufrir?

Para el día, el taco puede llegar a los 6,5 cm. Y para una fiesta: entre 7,5 y 8 cm. Con plataforma, puede llegar hasta los 12 cm.

Naciste en Malasia y viviste en París antes que en la Argentina, ¿qué influencia tienen esos lugares en tu diseño?

Cuando estaba en Europa me decían que tenía una onda muy latina; acá, que tengo un aire francés y mi madre me dice que juego con los colores al mejor estilo asiático.

 
Un par bien arreglados para salir, unos con buena base para andar todo el día y ballerinas, son los básicos que no pueden faltar. 

¿Tenés algún modelo de zapato preferido?

Los que tienen una punta que termina de golpe, que de alguna manera tienen una reminiscencia de la zapatilla de ballet.

¿Qué zapatos no le pueden faltar a una mujer?

Un par de tacos muy arreglados, uno con buena base para caminar todo el día y ballerinas.

¿Cuándo se considera que el zapatero es un artista?

Cuando pasó por todas las etapas del oficio.

 
Para una fiesta, el taco puede llegar a los 8 cm y a los 12 si tiene plataforma. 

Más notas de Moda