RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Martes 22 de agosto de 2017

su bienestar

Los riesgos de la nuez de la india y otras dietas mágicas

Las prohibiciones y los tratamientos estrictos y despersonalizados generan más obesidad. Hay nuevas formas de controlar el hambre, comer lo que necesario, lo que nos gusta y cambiar hábitos

Por Virginia Poblet

 
 

La noticia de que una mujer de 33 años murió en Mendoza, después de estar varios días en coma por consumir nuez de la India para adelgazar, puso otra vez en primer plano los riesgos que se corren al seguir dietas milagrosas

En los momentos de crisis con nuestra imagen, cuando no nos gusta lo que vemos en el espejo; cuando la ropa que nos gusta no nos entra, sucumbimos a la promesa de las dietas que prometen hacerte bajar diez kilos en dos semanas y estar espléndida toda la temporada. Te ponés estricta, comés tu zanahoria en el minuto indicado, callás a tu panza que se queja a los gritos con suaves palmadas, sacudís la cabeza para espantar de tu mente todos los platos repletos de calorías que no paran de aparecer con una nitidez digna del mejor cine 3D y contás los días que faltan para terminar con tu plan alimentario como si fueras una presa próxima a recuperar tu libertad.

 

Imaginando el mejor de los casos lo lograste, seguiste al pie de la letra el régimen seleccionado y bajaste todo lo que querías. Pues entonces, ¡a festejar! La heladería te está esperando con el cuarto kilo de helado que debería llevar tu nombre. Poco tiempo después, esa figura gloriosa que tanto te costó conseguir se esfuma como el vestido de Cenicienta a la medianoche y la balanza indica el mismo peso de antaño, si no más.

La magia no existe y las dietas que auguran éxito a base de hambre, tampoco. Sin embargo, hay nuevas formas de plantear un plan de descenso de peso. Proponen aprender a detectar el hambre antes de que sea voraz, comer de todo moderadamente y alimentarnos para estar saludables y no para tapar la ansiedad o la angustia.

Esclavos de las dietas

“Lo lamentable es que los dietantes siempre se encuentran atrapados en el circuito: deseo de adelgazamiento / dieta de hambre / descontrol alimentario /rebote de peso”, dice la doctora Mónica Katz. “Cuando una persona se embarca en una dieta estricta, es habitual que la dieta termine controlando su existencia. Si las reglas son muy severas, en el momento menos pensado surge el desequilibrio y comienza el desborde.

Toda restricción incrementa el deseo. Hacer dietas restrictivas aumenta los pensamientos obsesivos respecto del cuerpo y de la comida, y así se genera un círculo vicioso de prohibiciones y atracones difícil de cortar.

El éxito de un tratamiento para adelgazar es la distancia entre nuestras expectativas y el resultado. Todo tratamiento requiere tiempo y esfuerzo y hay que plantearlo como como una reeducación, no como un sacrificio. Hay que sacarse la culpa, volver a disfrutar y saborear todo lo vedado sabiendo que no es la última comida. Y buscar actividad física que brinde placer, que le haga bien al cuerpo y al espíritu.

 

Las trampas del tratamiento mágico

  • Para no caer en falsas promesas de descenso de peso veloz, la Dra. Mónica Katz pone la lupa sobre las características más comunes de las dietas que no sirven.
  • Suenan demasiado bien para ser verdad: Las propuestas que suenan tan fáciles quizás no son tan buenas como parecen.
  • Eliminan un grupo completo de alimentos: Si hemos desarrollado nuestra especie comiendo de todo, entonces no podemos permanecer saludables eliminando grupos completos de nutrientes. Ninguna vitamina puede reemplazar una alimentación balanceada.
  • Incluyen indefectiblemente la compra de un producto: Si nos obligan a comprar algún suplemento, un médico debe justificar la prescripción.
  • Prometen un descenso rápido: El objetivo de un tratamiento del sobrepeso es un cambio de vida, no solo el descenso de peso.
  • Prometen no pasar hambre: Que un método proponga bajar kilos sin sentir hambre no es el adecuado para poder manejar los propios registros de hambre/saciedad.
  • No se apoya en evidencias científicas: Muchos tratamientos no solo carecen de pruebas que apoyan su uso, sino que son fuertemente desaconsejables.
  • 7 No alertan acerca de riesgos: Toda propuesta de dieta estricta (menos de 1000 calorías diarias) puede utilizarse solo en casos muy específicos y por períodos cortos. Sobre todo, se debe alertar al paciente sobre los riesgos de su uso.
  • Son universales: Cada persona es única y por lo tanto, para bajar de peso requiere su combinación básica propia: comida, actividad física y manejo de emociones.

¿Qué es la nuez de la India?

En su libro podemos comer de todo, la nutricionistaMaría Agustina Murcho explica que la nuez de la india es muy peligrosa porque tiene compuestos tóxicos denominados toxoalbúmina, glucósidos cardíacos y cianuro. Por eso tiene efectos muy nocivos como molestias estomacales, gases, náuseas, vómitos, dolores musculares y de cabeza, debidos a la pérdida de sodio y potasio que es esencial para el funcionamiento de todos los músculos, incluidos lo cardíacos, lo que puede producir alteraciones en el corazón y arritmias..

Más notas de Bienestar