RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Viernes 18 de agosto de 2017

su moda

¿Quién es Santiago Artemis? el nuevo niño terrible de la moda local

Es fueguino y llegó a Buenos Aires para cautivar con sus diseños extravagantes. Ya lo eligen Griselda Siciliani, Guillermina Valdes y Valeria Mazza. Figuras de la talla de Katy Perry, Britney Spears y Tyra Banks lo tienen bajo su radar.

Por Paula Alvarez

 
 

A sus 24 años, aunque podría pasar por menos, Santiago Artemis se mueve en la industria de la moda como pez en el agua. Influencer, diseñador, fashionista, no para un segundo y todo lo documenta en sus redes sociales, como es de esperar de un millennial. En septiembre va a abrir su segunda marca prêt à porter, Vurda.

Tu look personal es muy llamativo…

Mucho. Acá o en cualquier lado. Siempre me gustó llamar la atención. Antes no me lookeaba así, no porque no me animara, sino porque era chico y no sabía vestirme. Fue más que nada cuando me vine a vivir a Buenos Aires y descubrí mi sexualidad.

 

¿Cómo surge Artemis?

Es el apellido de mi madre. Navarro es el de mi padre, pero me daba más a cardiólogo. Artemis es más divertido.

¿Cuándo apareció tu pasión por la moda?

Desde muy chico, ni siquiera tengo recuerdo del momento en que empezó a gustarme. Siempre fui muy estético, miraba Sailor Moon (animé japonés), amaba a Xuxa, miraba películas de Bette Davis, de Joan Crawford, me encantaba ver la ropa de La familia Ingalls. Adoraba todas las cosas retro.

¿Tu familia tiene algo que ver con la moda?

Para nada, mamá contadora, papá comerciante. Sí recuerdo que amaba ver los libros de moda de mi abuela. Me inspiraron mucho. La mía era una familia clásica de Ushuaia, promedio y aburrida; y de repente salió esto (cuenta mientras se señala).

 

¿Algún diseñador que te inspire?

De acá, ninguno; aunque soy amigo de muchos. Me gusta que tengan identidad, veo un Schiaparelli y ya sé que es surrealista; un Lacroix, superbarroco; un Ghesquière y distingo algo deconstructivo modernoso; un Christopher Kane, recontra londinese. Me gusta quienes tienen algo diferente.

¿Cuál es la marca personal de un Artemis?

Es un drama medio kitsch. Superdecadente, pero que nunca llega a caer. Es nostálgico, caprichoso, elegante y con autoridad. No hago ropa austera, depre o melancólica. Soy “pum para arriba”.

¿En qué se diferencia tu línea Vurda?

El vestido de noche, el trench de cuero, el tapado de piel, el vestido bordado y todo lo que sea noche, evening, couture, es Artemis. Y Vurda by Santiago Artemis es ropa para todos los días con propuestas más baratas.

En tus redes se ve que viajás mucho.?

Fui a Alemania a hacer fotos, a Tailandia por algo de turismo, a Japón porque trabajo con la embajada y con una empresa de pieles que me lleva para la semana de la moda; en junio a Copenhague y a Milán suelo ir como influencer. En octubre voy a ir al Paris Fashion Week. En mayo fui a lo de Xuxa, pero eso fue algo de una vez. Ahora estamos armando un proyecto con Jime Barón para We Are Fur en Londres.

¿Siempre fuiste tan estratega?

Siempre fui revivo. Le saco jugo a las cosas.

¿Cómo llegaste a ver a Xuxa?

Hago todo el tiempo videos en vivo y les dije a mis seguidores que quería conocerla. Automáticamente le empezaron a mandar mensajes a Barbie, la mujer de Hernán Drago, que es íntima de Xuxa, para que la conozca. Cuando me enteré del concierto por el aniversario de su programa en Río le dije a Barbie que aunque sea quería dejarle ropa. Me terminó citando un lunes a las cinco de la tarde. Cuando llegué había una cámara, tiene un canal de YouTube en donde muestra momentos con los fans, yo me emocioné pero no hice una performance muy loca, capaz les pareció medio aburrido.

Pero ese no fue tu primer contacto con una celebrity internacional…

No. Estuve con Katy Perry cuando tenía 18 o 19 años. Su estilista, Johnny Bushek, me invitó a vestirla porque vio mis diseños en Instagram. Estábamos conectados en Facebook y en www.lookbook.nu me likeaba las cosas y un día me invitó a diseñar para ella. Cuando llegó a la Argentina en el marco del tour que estaba haciendo le llevé las cosas al hotel. Estuvo por todos los medios. Y con Britney (Spears) no tuve contacto físico, pero usó un abrigo mío en un videoclip. Hice un diseño para un concurso de Vogue Italia, lo vio y lo usó.

¿Todo esto te hizo conocido?

Sí, fue un año importante porque también le hice el vestido de 15 a la hija de Gustavo Cerati que salió en todas las revistas. Y abrí mi marca, podría decirse hace ya cinco años.

¿Por qué te nombró Tyra Banks en The Tonight Show de Jimmy Fallon?

Ella pidió a sus seguidores que manden una foto con el número siete, porque llegó a los siete millones de followers en Twitter. Mandé la mía, me empezó a seguir y me contestó que le había encantado. Un día por mensaje me avisaron que me había nombrado, una locura.

¿Y acá a quiénes vestís?

Griselda Siciliani, Guillermina Valdes, Jimena Barón, Anita Pauls, Mónica Antonópulos, Valeria Mazza.

¿Un consejo para las mujeres a la hora de vestirse?

No hay tiempo para la vergüenza y las hombreras son lo mejor que te puede pasar. Hay que desmitificar la idea de que te hacen más grandota. Las polleras de largo midi y el estilo gaucho ahora están muy de moda, los tiro alto son muy lindos y que la terminen con el chupín, hoy por hoy es el recto con tacos. En los fashion shows están todas así. Las argentinas tienen buen gusto, pero son muy cerradas.

¿Un look comodín?

Para el día, un tiro alto y una blusa. De noche, una buena chaqueta con hombreras, pantalón y tacos, tacos, tacos, las chatitas para la casa.

¿A quién te gustaría vestir y todavía no tuviste la oportunidad?

A Susana, nunca la pude conocer todavía.

¿Y de afuera?

Angelina Jolie y Lady Gaga, toda gente que me encanta, que amo y que todo el mundo ama.

¿Trabajás para que eso pase?

Va a llegar. Estoy relajado y si sucede, sucede..

Más notas de Moda