RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Viernes 04 de agosto de 2017

su bienestar

Jengibre, la raíz poderosa

Valorado por su sabor y sus propiedades medicinales desde hace miles de años, este ingrediente fundamental de la cocina china e india no puede faltar en tu dieta.

 
 

Además de su aroma y su gusto tan exóticos, el jengibre posee múltiples beneficios para la salud. Una de sus principales propiedades es su acción antiinflamatoria, pero también genera un efecto energizante, es bueno para el sistema respiratorio y favorece al aparato digestivo.

Se recomienda en infusiones para calmar resfríos, dolor de cabeza y gargantas irritadas. Un té de jengibre con miel y limón es ideal para traer calor al cuerpo y sentir un alivio inmediato. Con ese mismo fin, unas gárgaras tibias también son excelentes aliadas.

 
Un té de jengibre con miel y limón trae alivio inmediato a los resfríos, dolores de cabeza y garganta. 

Además, como es un potente antiinflamatorio intestinal, está indicado para aliviar cólicos y dolores abdominales, porque ayuda a desinflar; por lo que es conveniente incorporarlo a las dietas détox. Por otra parte, contiene sustancias que evitan náuseas y mareos.

¿Cómo usarlo?

Los especialistas aconsejan emplear la raíz de jengibre fresca y pelada para aprovechar al máximo sus propiedades. También se consigue la raíz seca o en polvo. A la hora de elegirlo fresco, hay que mirar que no tenga moho y que esté firme. En la heladera, si se guarda sin pelar, dura casi un mes.

En jugos o limonadas es energizante y digestivo. ¿Una buena receta?: mezclar en licuadora un trozo de jengibre con limón, menta y agua fresca.

Como condimento, fresco y rallado, realza los sabores. Resulta perfecto para dar un toque especial a la carne, las ensaladas, el arroz o cualquier otra preparación.

Y si se lo usa como infusión, se puede poner rallado o en un trozo pelado.

 
El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias, es energizante, protege el aparato digestivo y el respiratorio. Para tenerlo siempre a mano, Se puede cultivar en macetas.. 

¿Qué cantidad?

Se puede consumir según las necesidades, pero sin exagerar, como cualquier otro alimento. El mismo sabor, que es fuerte y picante, autoregula su ingesta.

¿Querés cultivarlo en tu casa?

El jengibre es una raíz, de una planta rastrera perenne con un tallo grueso que puede crecer hasta un metro de alto. Puede tenerse en macetas, sin perder de vista que las raíces crecen de forma horizontal. Para cultivarlo, buscá un jengibre con brote. Si tiene más de un brote podés cortarlo y plantarlos por separado en la misma maceta. Remojarlo antes por dos horas. Llenar una maceta con un tercio de humus de lombriz y dos tercios de tierra. Hay que poner la raíz con el brote apuntando hacia arriba y tapar el resto del jengibre con apenas de tierra (debe quedar medio superficial y el brote al aire libre). La ubicación debe ser en un lugar con sombra. Mantener la tierra húmeda pero no empapada.

Asesoró: Luisa Bucari, permacultora y diseñadora regenerativa, Alpatauca permacultura, lacasitadelasbucari.blogspot.com.

Más notas de Bienestar