RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Lunes 24 de julio de 2017

su lectura

Cómo decirle lo que gusta

Hay formas amorosas, excitantes y específicas de expresar que no lográs la satisfacción que deseás. Seguir fingiendo solo aumentará la distancia entre ustedes.

Por Alessandra Rampolla  |   Ver perfil   |  Universo Alessandra

 
 

En las primeras citas actuaste como una actriz de Hollywood por temor a herir los sentimientos de tu pareja y porque sentías que aún no había la confianza suficiente para decirle que esas caricias no te mueven ni un pelo. Grave error. Ahora ya pasaron varios meses y quieres confesarle que en la cama te gustan otras cosas. El problema es que le has hecho creer durante bastante tiempo que él sabía cómo hacerte gozar y esta novedad lo tomará completamente por sorpresa.

 

La única salida que tienes es conversarlo. Cuando estás en una relación y hay algo que no funciona, lo peor que puedes hacer es no hablarlo, especialmente si se trata de algo relacionado con el sexo. Número uno: los problemas no se resuelven por sí solos. Número dos: los problemas se profundizan cuando evitas solucionarlos y empiezan a afectar otras áreas de la pareja que funcionan bien. Número tres: la distancia entre ustedes crecerá cada vez más.

¿Cómo se lo digo?

Deberás ir con mucho cuidado, porque no tienes ni idea de cómo reaccionará él. Aunque con esta conversación tú quieres solucionar las cosas para estar más unidos y proyectar una linda relación juntos, hazte a la idea de que quizás él se sienta profundamente ofendido y necesite un tiempo para procesarlo todo. El ego de los hombres es muy susceptible cuando de sexo se trata, y ni hablar del hecho de que le has estado ocultando algo serio durante bastante tiempo.

 

Algunos tips:

  • Ten muy claro lo que quieres comunicar Conversa primero contigo. Clarifica tus ideas. Puedes escribirlas y luego practicar frente al espejo. Aporta también alternativas y soluciones para que tu pareja vea que realmente quieres resolver el problema. Y si no tienes claro lo que quieres comunicarle, déjale saber que quisieras discutir sobre cierto tema, pero que aún no tienes claridad absoluta al respecto.
  • Busca el momento y el lugar adecuados. Asegúrate de que ambos cuentan con el tiempo necesario para conversar tranquilamente y que no serán interrumpidos. Evita situaciones de vulnerabilidad como cuando están desnudos en la cama.
  • Comunica también con tu cuerpo. Para lograr mayor cercanía, se sientan más cómodos y se abran a la conversación, apoya tu mano sobre la de tu pareja o sobre su pierna. Hazle sentir querido y contenido. No te cruces de brazos porque solo le transmitirás lejanía.
  • Usa palabras y frases positivas.“Me gustaría que…”, “Quisiera que hagamos…” son frases positivas que te ayudarán a captar su atención. Mientras que “No me gusta que…”, “Nunca haces…” son oraciones negativas que pueden conducir a malas interpretaciones y hacen que el interlocutor se cierre en sí mismo y deje de escuchar.
  • Transmite un mensaje claro. Es necesario que seas clara y honesta. No te guardes nada por temor a lo que tu pareja podría pensar y tampoco des por sentado que él supone o imagina lo que te está pasando; ¡porque no tiene el don de la clarividencia! Habla en primero persona, cuéntale cómo te sientes y cómo este problema está afectando a la relación.
  • Mantén una escucha activa. Claro que también deberás escucharlo a él. No se trata solo de contarle lo que a ti te pasa. Has abierto este foro con la idea de que ambos expresen lo que les está sucediendo. Escúchalo sin falsas interpretaciones ni prejuicios para saber lo que realmente siente.
  • Mucho cuidado con tus reacciones. Es probable que él se sienta ofendido y en su enojo te diga algo hiriente. Debes contenerte y no responder. Mantente centrada, enfocada en tu punto y en lo que quieres comunicar y solucionar.
  • Debes estar dispuesta a negociar. Tu le dirás a tu pareja lo que sientes y él te dirá lo que piensa al respecto, pero también te dirá qué le está pasando a él y si hay cosas tuyas que haces en la cama que le gustaría que cambiaras. El objetivo es que, una vez que estén todas las cartas sobre la mesa, puedan llegar a un acuerdo y ninguno se someta a nada que no quiera hacer.
  • Las conclusiones de la conversación no son inalterables. Los gustos, las preferencias y las necesidades van cambiando a lo largo de la vida. Lo que hoy te hace feliz en la cama puede que mañana te aburra ya que la edad y el nivel de madurez de cada uno provocan nuevas fantasías y despiertan nuevos intereses. Por eso mismo, ambos deberán permanecer abiertos a continuas conversaciones.

¿Cómo me comunico en la cama?

La comunicación no verbal es una muy buena aliada, porque cuando están en la cama es bastante poco erótico estar diciendo cosas como: “Ahí sí”, “Ahí no”, “Un poquito hacia la derecha”, “No, no. Más a la izquierda”. La mejor opción para darle feedback positivo a tu pareja es a través de los gemidos. También puedes hacerle a él lo que te gustaría que te hiciera a ti, o dirigirlo hacia esas partes que quisieras que te estimulara. ¿Cómo decirle NO? Muy sencillo; te quedas calladita o le propones otra cosa. Tranquila, luego de la conversación que han tenido, él sabrá leer tus señales..

Más notas de Lectura