RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Viernes 02 de junio de 2017

hombre del mes

Susana Giménez y Miguel Ángel Silvestre en un encuentro de película

Susana Giménez y Miguel Ángel Silvestre en un encuentro imperdible.

 
 

Susana caminaba espléndida, con un vestido de cuero negro y anteojos oscuros, mientras contaba a cámara, para sus seguidoras en las redes sociales, que iba a conocer a Miguel Ángel Silvestre, el guapísimo Alberto Márquez de la serie Velvet. Tres golpes en la puerta y sin demorar un segundo, Miguel Ángel la recibió de impecable traje oscuro, camisa blanca, corbata negra y una sonrisa mortal.

Hola, susana —dijo mientras la tomaba firme por la cintura.

—Hola, Miguel —contestó ella, casi sin voz.

—Te estaba esperando.

—¡Ay, Miguel!, qué divino.

En el lugar, a pesar de las cámaras y el personal del hotel, parecía que no había nadie más que ellos.

—¿Cómo estás? —exclamó Susana visiblemente nerviosa.

—Bárbaro, me gusta conocerte.

—A mí también… mucho.

Él la mantiene abrazada.

—Estamos como muy juntos, ¿no?

—Sí, estamos muy bien —replicó Miguel acortando aún más la distancia que los separaba.

 

—Sí –risas–, ¡estamos bien!

—Cariño, ¿sabes que todo el mundo me habla de ti? En España todos te quieren mucho. Pedro Almodóvar me dijo: “¿Vas a conocer a Susana?, dale un besito”; Javier Cámara, Cecilia Roth… Así que por todos ellos, te tengo que dar un besito, cariño.

Una mano en la cintura, otra en la nuca, yyyyyy ¡beso de película!

“¡¡¡Uhhhh!!!”, gritó el plantel femenino que no se pudo contener. Si hubiese sido la filmación de una película, el director sin dudas hubiera gritado: “¡Corten! Se imprime”.

Sueños, seducción y perseverancia

–Hemos elegido éste entre seis trajes, porque creíamos que era el que más te iba a gustar–. Miguel dio el puntapié inicial. Sin perder el contacto físico.

–¡Me en-can-ta! –contestó Susana.

–¿Sabes? Iba diciendo por la calle que te iba a conocer y todo el mundo me decía: “¿Vas a ver a Susana?”. La gente está encantada. Sé que es un privilegio estar aquí contigo, estoy muy agradecido.

–No. ¡Yo estoy agradecida! ¿ Y las mujeres? ¿Te gritan?

–Bueno, sí, al personaje, a Don Alberto.

 

–Sí, con tu personaje de Velvet todas mueren, pero con vos también. ¿Qué viniste a presentar a la Argentina?

–Estamos presentando con Netflix la segunda temporada de Sense8.

–Anoche la quise ver, pero no tenía internet. Me contaron que tu primer día de grabación fue tremendo.

–(Risas) ¿Mi primer día de Sense8? Hay una orgía en la primera temporada que se rodó en cinco lugares del mundo distintos. En una de las escenas yo no estaba desde el principio, pero Lana y Lily (Wachowski) decidieron que sí. Cuando llegué al rodaje me mandaron a la roulotte. Yo preguntaba: “¿Qué tengo que decir? Yo quiero saber, porque no es mi idioma, tengo que practicar”. Me contestaron que Lana hablaría conmigo luego. Me mandaron a cambiarme y cuando llegué, me encontré con una telita de color carne: ¿Esto qué es?, pensé. Depende para qué, era muy holgada o muy apretada. Digo, porque si pretenden que lo ponga todo ahí… (señalando su entrepierna), era muy apretado; y para, solo una cosa, pues, se me caerá (risas).

–Jajajaja, ay Dios mío. ¿Y?

–Y bueno, resulta que había que meterlo todo apretadito para que no se caiga. Y luego llego al set así, casi desnudo, y veo al director de fotografía, que es un hombre que yo respeto mucho, que ha ganado dos Oscar, y en mi primer día, yo ahí, dando la mano, con una fundita… jajajaja.

–¡Qué terrible! ¿Y tuviste que entrar en la orgía?

–¡Sí! Por aquella época yo no hablaba tan bien inglés y no hacían ensayos, nos iban dando direcciones desde al lado de la cama. Lana me daba indicaciones que yo no entendía. Pensaba, bueno, será que tengo que besar a la otra (risas de Susana) y ella seguía diciendo cosas. En una de esas sentí un tirón, me cogió del tobillo y me sacó. Parece que todo el tiempo me estuvo diciendo: “Sal, que le toca entrar a él”, jaaaa.

–Terrible primer día, pero qué exitazo.

–Sí. Eso fue cumplir un sueño, ellas dirigieron Matrix.

–Vas a lograr todo lo que quieras en la vida. Ariano y con un carácter brutal. No te para nadie.

–¡Gracias, cariño! Este año sale también la cuarta temporada de Velvet por Netflix.

–Que fantástico, me encanta la pareja que hacen con Paula Echevarría, divinos. Hoy cuando hablamos por teléfono pensé: ¡ay, la voz de Alberto! Todos los días veía cinco capítulos. No podía poner uno y desconectarme, me quedaba hasta las cinco de la mañana.

–¿También vas a estar en Narcos?

–Sí, entro en la tercera temporada de la serie. Es un papel chiquitito, pero es una gran oportunidad para mí.

–Cuando entres la gente se va a volver loca. Todo el mundo te adora; y ahora, conociéndote, me doy cuenta por qué: tenés una energía y una humildad…

–Tú me mandas lo mismo.

 

–¿Es verdad que sos tímido?

–Depende. El otro día estábamos de ligoteo con una chica pero como medio en broma y cinco días después me dijo: “Venga, dale que me gustas mucho” y de repente, me quedé hecho un pajarito. Me sorprendió lo tímido que me puso. Pensaba que ni por asomo esta mujer se iba a fijar en mí.

–¿Y ahí te agarró como vergüenza?

–Sí, me tiré treinta minutos callado, no sabía qué decir, lo intentaba, pero no podía.

–¿Es verdad que dormís la siesta todos los días?

–Sí, yo soy de siesta en pijama. Una siestecita rica y luego te tomas un cafecito y a funcionar.

–¿Hacés mucho ejercicio?

–Me gusta el boxeo y ahora estoy aprendiendo a escalar.

–Alberto Márquez, tu personaje en Velvet, es totalmente romántico y caballero, ¿cuánto tenés de él en la vida real?

–Desde muy pequeño, cuando le contaba a mi padre que había quedado con una chica, él me decía: cuídale bien y cuando vas por la calle, que sea ella la que vaya por dentro y tú por el lado más cerca de los coches, abridle la puerta. Mi padre era el primero que me compraba una rosa para que se la llevara a mi novia y se le cae la baba cuando me ve seguir sus consejos. Es como que sonríe y dice: “¡Bien, bien! Lo estás haciendo bien”. Mi abuelo Miguel, padre de mi padre, era todo un galán. He heredado su mechero, tiene para mí un valor muy especial, siempre me imagino a mi abuelo dándole fuego a las mujeres con ese mechero. Él era muy coqueto y ellas se la pasaban muy bien con él, las hacía reír, les contaba chistes, les decía piropos.

–¿Y cómo te gusta que sean tus parejas?

–Yo disfruto mucho del placer de los demás, entonces también me gusta estar con personas que se retroalimentan. Es verdad que cuando das no tienes por qué esperar recibir, pero es muy bonito sentir que dos personas están en el mismo lugar. Lana Wachowski, en el primer episodio de Sense8, habla sobre el deseo y el placer, sobre cómo querer, y dice que en el amor hay que lograr un equilibrio perfecto entre ser egoísta y todo lo contrario: ser muy generoso. Es inspirador.

–Tuve que frenar a media Argentina hoy. Todo el mundo llamó para venir y yo dije ¡no!, está prohibido molestar.

–Y que poquito tiempo hemos tenido. Vale, cariño, la próxima vez que venga me encantaría poder disfrutarte un poquito más. Eres muy linda, incluso más linda de lo que me habían dicho.

–Qué amoroso. Que te vaya brutal con todos tus estrenos.

–Sé que te gustan amarillas y quería que… –le entrega rosas amarillas– fueran tus favoritas.

–Me encantan. Sos un sol, un caballero, un rey. Fue un verdadero placer conocerte.

–El placer fue todo mío, cariño, todo mío.

 

Todo sobre él

A los 19 años sufrió una gravísima lesión en el hombro que lo obligó a dejar ese deporte para siempre.

•Estudió para ser fisioterapeuta, pero no terminó la carrera.

•Su vida cambió por completo cuando se mudó a Madrid para estudiar arte dramático.

•Estudió interpretación, expresión corporal, baile moderno y acrobacia.

•Su madre es la persona que más admira.

•Es muy reservado en cuanto a su vida sentimental.

•Estuvo varios años de novio con la actriz Blanca Suárez. El romance terminó en febrero de 2014. Hoy siguen siendo amigos.

•En los últimos años se lo vinculó con infinidad de modelos y actrices.

•Cuando le preguntan sobre su situación sentimental hace un silencio sugestivo, pero no contesta.

•Dice que la que lleva las riendas de una relación es la mujer.

•Es un apasionado del surf y el boxeo.

•Toca el saxofón.

•Se siente muy agradecido por lo que está viviendo.

•Es obsesivo y perfeccionista en su trabajo.

•Es fanático de García Lorca.

•Cree que lo prohibido potencia el deseo.

•Se sabe todas las canciones de Ricky Martin y de chico también se sabía las coreografías..

Más notas de Hombre del mes