RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Lunes 01 de mayo de 2017

su lectura

¿Es infidelidad tener sexo virtual fuera de la pareja?

El sexo virtual con desconocidos es mucho más común de lo que pensamos, pero las parejas esquivan el tema salvo que descubran alguna situación puntual. ¿Se puede perdonar o no?

Por Alessandra Rampolla  |   Ver perfil   |  Universo Alessandra

 
 

 
Foto: Pixabay

Los avances tecnológicos han permitido que incluso el sexo se exprese de diferentes maneras y a través de distintos medios de comunicación. El cibersexo es un claro ejemplo. Se trata de una forma de sexo virtual (sin penetración ni contacto físico alguno) en la que dos o más personas conectadas por internet intercambian mensajes explícitos que describen una experiencia sexual. Se podría decir que es un tipo de juego de rol en el cual sus participantes cuentan sus acciones y responden a los demás para estimular sus deseos y fantasías sexuales. En definitiva, fingen que están teniendo sexo. Incluye correos electrónicos, salas de chats, videos, mensajería instantánea y juegos. Tiene mayor anonimato que el sexo telefónico o sexting (otra forma de sexo virtual) y suele darse entre desconocidos que acaban de encontrarse en la red.

Tanto en el cibersexo en particular como en el sexo virtual en general, hay una especie de vacío legal que cada pareja debe regular. Y para eso, en primer lugar, es necesario definir en pareja qué es infidelidad. Probablemente la mayoría de ustedes la entienda como mantener relaciones sexuales con un tercero. Sin embargo, existen muchísimas otras acciones que involucran a un tercero y que cualquiera de ustedes podría considerar infidelidad, o no. Eso depende del criterio propio. Por ejemplo, alguien podría considerar un acto infiel el intercambio de e-mails íntimos con otra persona. También hay quienes sostienen que existe una vida offline y una online, y que lo que sucede en una no tiene nada que ver con la otra. Pero si me preguntan a mí, la realidad es que la vida es una sola y solamente ustedes con su pareja pueden definir si el cibersexo es infidelidad. Les recomiendo que se sienten a conversar sobre qué tipo de comportamientos son capaces de tolerar y cuáles no, y no den nada por sentado; pregunten y pregunten.

Hoy día el cibersexo ha ganado mucha popularidad y tiene más adeptos de los que imaginamos; es una gran tentación, principalmente por las siguientes ventajas:

  • Solo requiere tener conexión a internet.
  • Puede ser completamente anónimo.
  • La satisfacción es inmediata, sin importar adónde se encuentren.
  • Ayuda a explorar las fantasías y a romper con la rutina sexual.
  • Se usa un vocabulario hot que, con la práctica, luego se vuelve más fácil incorporarlo en la cama con la pareja.
  • Es mucho menos riesgoso que concretar una relación coital con un tercero cuando están en pareja, porque es más difícil ser descubiertas y se evita contraer enfermedades venéreas y embarazos no deseados.
  • Es una alternativa segura para quienes están solos y quieren pasarla bien un rato.
  • Permite mantener el fuego vivo para las parejas separadas por grandes distancias.

Claro que también tiene sus desventajas…

  • Podría ser considerado una infidelidad.
  • Es tan fácil mantener cibersexo que puede convertirse en una adicción.
  • No hay una interacción física y directa con otra persona.

Es muy difícil darle un signo positivo o negativo al cibersexo porque puede ser tan variable como las personas que lo practican. Generalmente el sexo virtual es un tema que se pasa por alto en la pareja hasta que se tropiezan con algo que no les gusta, ya sea en la computadora o el celular del otro, y estalla una tremenda discusión. Por lo tanto, es mejor hablarlo y llegar a un acuerdo de antemano para evitar terminar con todos los platos rotos.

Con ese propósito, las invito a realizar el siguiente ejercicio: les comparto una lista con diferentes acciones y ustedes deberán decidir si las consideran infidelidad o no. Primero lo hacen ustedes por su cuenta. Luego le piden a su pareja que lo haga y, finalmente, comparten los resultados.

Consideran infidelidad:

  • Intercambiar e-mails con cierto tono íntimo y confesional con un tercero.
  • Pasar mucho tiempo con otra persona sin sexo de por medio.
  • Hacerle regalos a un tercero que no son de parte de la pareja ni por compromiso.
  • Coquetear con alquien más cuando la pareja está presente.
  • Coquetear con alguien más cuando la pareja no está.
  • Ocultar una cuenta de e-mail.
  • Negar que están casadas/os o en pareja.
  • Quitarse la alianza en ciertas ocasiones.
  • Mantener un vínculo solo emocional con un tercero y confesarle cosas que no comparten con nadie.
  • Besar a otra persona.
  • Mantener un chat hot con otra persona.
  • Cibersexo con otra persona.
  • Sexo coital con otra persona.
  • Sexo oral con otra persona.
  • Sexo anal con otra persona.
  • Ver pornografía online.
  • Cualquier cosa que hagan con un tercero y que no quieran que su pareja lo sepa.

¿Creen que falta añadir alguna otra cosa? Si es así, ¡háganlo! Después tomen aire, relájense e intercambien la lista con su pareja. Hablen tranquilamente y, según los resultados, establezcan reglas que funcionen para ambos. ¡Mucha suerte!.

Más notas de Lectura