RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Martes 03 de enero de 2017

susy fan

Ana Inés Soneyra

Después de una crisis, decidió dedicarse a las cosas que le llenaban el alma y así encontró su vocación en la pintura

 
 

 

Ana Inés es una de esas mujeres orquesta preparada para hacer lo necesario cuando hay que salir adelante y en muchos de los momentos de su vida, encontró inspiración en Susana, su ídola. Mientras estudiaba Diseño, varias veces tomó como modelos los vestidos que usaba Susana en sus programas. Cuando se recibió, comenzó a vender ropa que ella misma diseñaba y también criaba a Santiago e Inés, sus hijos. Pero la apertura de las importaciones hizo naufragar su negocio. Lejos de achicarse, se fue a trabajar en el área de Relaciones Públicas de un colegio.

Cuando se separó de su marido, tuvo una crisis que la llevó a plantearse qué quería hacer de su vida y decidió darle espacio a las cosas que llenaban su alma. Así fue cómo descubrió una de sus grandes pasiones: la pintura. Comenzó a tomar clases como hobbie y su entusiasmo creció hasta que llegó a vender algunas de sus obras. Con ese impulso, hizo un curso de joyería y de ahí surge su proyecto más ambicioso porque pretende que ese sea su medio de vida. “Susana me divierte, me alegra, pero sobre todo la admiro porque nada la vence, ella es libre y acuariana, como yo”, dice. Los hijos de Ana Inés viven fuera de la Argentina y ella disfruta mucho ir a visitarlos: Santiago está en Londres e Inés en Barcelona. Pero antes de irse, su hijo le dejó lo más importante: le regaló la suscripción a la revista para que todos los meses pueda tener un ejemplar en sus manos.

Por todo esto, Ana Inés es Susy Fan de enero..

Más notas de Susy Fan