RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Lunes 31 de octubre de 2016

su editorial

La perfección no garantiza la felicidad

 
 

 

Las mujeres somos tremendas. No importa cuán perfectas o imperfectas seamos, siempre hay algo de nuestro cuerpo que quisiéramos cambiar. Podemos incluso llevarlo a extremos ridículos como soportar 35 grados de calor sin ponernos el traje de baño o resistirnos a una noche de amor con tal de no sacarnos la ropa.

Lo peor es que mientras nosotras nos obsesionamos por ocultar lo que no queremos mostrar, los hombres son absolutamente incapaces de notar la mayoría de las cosas que nos preocupan.

Por eso, admiro a esas mujeres que más allá de la edad o las “imperfecciones” caminan con absoluta seguridad por la arena, felices rumbo al mar, ajenas al despiadado escaner femenino, que en realidad, seas como seas, siempre va a encontrar algo para criticar. Esa sola actitud irreverente las hace lindas, sexies y ¡libres!

¿Conclusión? Es importe cuidarse, hacer ejercicio y mantener el cuerpo sano. El secreto está en encontrar una actividad que nos divierta y elegir una dieta variada y rica, sin sacrificios inhumanos o insalubres. Todas las demás locuras hay que aprender a dejarlas de lado; la perfección no garantiza la felicidad y nada embellece más que reír, enamorarse, comer algo rico de vez en cuando, tomar una copa de vino y disfrutar de la vida..

Más notas de Editorial