RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Lunes 20 de abril de 2015

su belleza

Claves para una tarde de spa en casa

¡No pierdas la energía que recuperaste en las vacaciones! Aquí, diez ideas para sumar buenas ondas de la cabeza a los pies

 
 

 

No hay que esperar a tener un tiempo libre para dedicarnos un par de horas para nosotras. Lo ideal es tomar la decisión los primeros meses del año y definir aunque sea un día al mes para vivir una experiencia de spa en casa. ¡Marcalo en la agenda y no te olvides!

DESCONECTATE. Como primer paso desenchufá el teléfono, cerrá la computadora y apagá el celular. Elegí música suave y pensá en cuánto te merecés este momento. Por fin llegó la hora de dedicarte pura y exclusivamente a vos. Un tip: vaporizá previamente la bata y las toallas que vas a usar con esencia de lavanda que serena el ánimo.

RELAJATE. Llená la bañera con agua tibia, añadí una taza de sal marina o productos aromáticos: espuma, sales, pastillas efervescentes o burbujas de baño. Son ideales los aromas a base de rosas, sándalo, patchouli, violeta, eucalipto, vainilla y el ylang-ylang (para aliviar tensiones musculares). Las sales de baño, además de su efecto relajante, también son un excelente recurso para tratar infinidad de afecciones (reumáticas, dermatológicas, musculares, infecciones, hongos etc.). Asimismo, eliminan las toxinas del cuerpo y brindan un efecto energizante. Si no tenés bañera, primero date una ducha y realizá una buena exfoliación corporal. Luego intercalá tres veces chorros de agua fría y caliente para estimular la circulación.

ESTIMULA TUS SENTIDOS. Las que prefieren baños aromáticos pueden preparar una infusión con 100 g de menta piperita, 100 g de hojas de romero, 100 g de tomillo, 100 g de hojas de salvia, 100 g de manzanilla y cuatro litros de agua hirviendo. Filtrar y añadir el líquido al agua del baño. En cualquier caso, el baño de inmersión debe ser con agua templada, no caliente y de entre 15 y 20 minutos para no afectar la textura de la piel.

HIDRATATE. Al terminar el baño, nutrí tu piel con unos suaves masajes por todo el cuerpo. Hay aceites muy aconsejables que se absorben rápido. El ya clásico de almendras sigue siendo el favorito a la hora de humectar por sus nutrientes, proteínas, minerales y vitaminas A y E. Y el de melisa es sedante y relajante. Date suaves golpecitos desde los pies hasta la base de los glúteos para estimular los tejidos y devolverle a tu piel la atención que en la semana es imposible brindarle por falta de tiempo. Seguí con los brazos y finalizá con una suave rotación de cabeza para relajar cervicales.

CARA BIEN LIMPIA. El paso siguiente es la limpieza de cutis con los cuatro clásicos pero imbatibles pasos: limpieza, exfoliación, tónico e hidratación. Tené en cuenta que gracias al vapor se abren los poros y es un buen momento para limpiar bien los puntos negros de la cara, que se forman cuando las secreciones sebáceas se mezclan con células muertas.

 
Foto 1 de 7

MASCARAS. Con la piel limpia es momento de una mascarilla. Hay una casera, muy sencilla e hidratante que se prepara con yogur: agregar ½ vaso de té de tilo y ½ de gelatina sin sabor a ½ vaso de yogur natural. Mezclar bien. Aplicar sobre el rostro limpio y seco. Después de 20 minutos enjuagar con agua tibia. Otra opción es hacer una mascarilla con tu crema habitual, poniendo una capa contundente, dejarla actuar 10 minutos y luego retirar con agua.

MANOS DE REINA. Las uñas y las manos están listas para una sesión de manicuría express. Una receta casera para las uñas consiste en mezclar glicerina con alcohol. Es perfecta para evitar la aparición de grietas. Después, pasar quitaesmalte para sacar la grasitud de la crema. Luego, correr la cutícula, limar e hidratar antes de aplicar la infaltable base. Elegir esmaltes fortificados.

¡AHORA LOS PIES! Si tenés la piel de los pies agrietada, remojalos en agua tibia con bicarbonato de sodio por 10 minutos y luego hacé una exfoliación con una mezcla de 2 tazas de avena, 1 taza de harina, ½ taza de miel y ½ taza de aceite de oliva, una fórmula casi mágica. Dejar la mascarilla por 20 minutos y luego enjuagar con agua tibia. Para finalizar, aplicar crema hidratante. Después cortar las uñas de forma recta, sin redondear las esquinas porque esto puede provocar que crezcan dentro de la piel y se encarnen. Lo ideal es utilizar cortauñas en vez de tijeras. Después de retirar las cutículas, aplicar un poco de crema hidratante para que no se irriten.

UN RATO DE RELAX PROFUNDO. Buscá un espacio en tu casa, un rincón para sentarte a meditar donde nadie te moleste por un rato. Encendé algunas velas perfumadas y música tranquila, que te invite a mirar hacia adentro. Acomodate con piernas cruzadas y simplemente respirá lentamente, muy consciente de tu ritmo. Concentrate en la entrada y salida del aire, siempre por tu nariz, sintiendo cómo entra el aire fresco y cómo sale el aire tibio de tu cuerpo. Sólo observá, sin modificar nada. Tratá de no juzgar tus pensamientos, dejalos fluir, no te resistas. Descansá en la quietud de tu mente que observa el ritmo del aire entrando y saliendo en completa libertad. Hacelo durante 5 minutos y estarás más despejada para continuar tu día.

DIETA ENERGETICA. Terminá tu tiempo de relax con un rico licuado de frutas con vitaminas C (frutillas, naranja, mango). Completá con tostadas de pan negro, queso crema y frutos rojos, y una infusión de té rojo, canela y jengibre. ¡Una rutina de placer y sin esfuerzos! ¿Cómo no la vas a hacer por lo menos una vez al mes? ¡Sin excusas, no lo postergues más! Recuerden: Mens sana in corpore sano •

Asesoraron: Carolina Baztan Key Opinion Leader de Neutrogena . Paula Angeramo, Centro de Estetica iobella. Manicura Maricela Meza Britez Salon Beltran..

Más notas de Belleza