RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Martes 02 de enero de 2018

su belleza

Así es el kit de belleza ideal para las vacaciones

Estos son los infaltables que no pueden faltar en tu bolso: cremas, brumas, protectores solares, labiales, algo de make up y más

 
 

 

En verano, las rutinas de belleza se actualizan al ritmo del calor, los días de sol y las tardes de playa y pileta. Las necesidades son otras y hay que adaptarse. El consejo es llevar siempre un necessaire con los productos básicos para estar bárbara en cualquier momento.

La prioridad es tener la piel siempre hidratada. Con las altas temperaturas se reseca con más facilidad, lo que la vuelve menos elástica y opaca. ¿El secreto? Tener siempre una crema humectante, un rocío hidratante o agua termal, y lo más práctico: una BB Cream. Estas últimas son muy prácticas ya que en un envase resuelven varias problemáticas: hidratan, protegen del sol, iluminan, dan un toque de color (que resalta el bronceado) y corrigen todo tipo de imperfecciones. Además, dejan un look muy natural.

En cuanto a las cremas, es mejor que sean de textura liviana (para no sentir la piel pesada ni con exceso de brillo) y con principios activos que aporten humedad y mejoren su capacidad de retención. Un ejemplo son las que contienen ácido hialurónico o silicio. Se pueden elegir tanto geles y soluciones (ideales para pieles grasas), como emulsiones y cremas (para cutis normales a secos). A esto se lo puede complementar con un spray descongestivo (tónico de hierbas o rocío con avena) o agua termal para refrescar e hidratar el rostro durante el día.

Pero esto no es todo. La hidratación corporal también es primordial. Con el calor, vamos con prendas más abiertas, polleras, shorts y musculosas que dejan la piel en primer plano. Y lo más lindo es lucirla fresca y renovada todo el tiempo. Si está correctamente hidratada y nutrida mantiene su frescura, firmeza y elasticidad. Además, mejora la circulación de la zona y previene la foliculitis (más conocida como "pelo encarnado"), que suele aparecer luego de la depilación.

¿El dato? Elegir cremas o emulsiones que contengan vitamina A para normalizar y regenerar la piel, vitamina E para prevenir el envejecimiento prematuro y alantoína para estimular la regeneración de los tejidos. Y lo ideal es conseguir alguna que venga en una presentación pequeña para que podamos llevarla todo el día encima.

 

Make up que sale de paseo

A lo hora de pensar en el maquillaje básico de cartera, lo mejor es elegir productos que contengan polvo en su composición (sombras, rubores, bases, labiales), ya que combaten los brillos y el calor. Uno de los productos más utilizados en esta época son los tonalizadores que dan ese efecto bronceado tan lindo. Vienen en tonos marrones, en general con efecto mate y con algún brillo sutil en bronce o dorado. El tip: debe aproximarse a dos tonos por encima del color de piel, para que el resultado sea bien natural. Y no hay que olvidarse que se aplica con brocha de pelo natural en los principales puntos del rostro que generalmente suelen broncearse: la zona alta de la frente, la nariz, la parte alta de los pómulos y el mentón. Siempre de arriba hacia abajo, en el sentido que nos da el sol.

Además, hay algunos productos multifunción que sirven como labiales y rubores al mismo tiempo, y son ideales para llevar a todos lados. Ahora, lo mejor es elegir pigmentos intensos como rosas, naranjas y rojos, muy de moda durante los meses de calor.

No hay que olvidarse de las uñas que ya son un accesorio más. Siguen vigente las texturas, el nail art, los diseños a mano alzada de flores y los metalizados. La última novedad son los esmaltes veganos, que no contienen tóxicos, sustancias de animales ni están testeado en ellos.

Para la cartera, son muy prácticos son los quitaesmaltes express que vienen en un frasco con una esponja embebida. Son bárbaros porque no hay posibilidades de que se vuelque, y además vienen con aroma a almendras, entre otros.

A cuidarse del sol

El protector solar es la estrella del verano para poder disfrutar de una manera saludable. Como mínimo debe ser un FPS 30. Lo ideal es aplicarlo un rato antes de exponerse al sol, alrededor de 20-30 minutos. Colocarlo parejo y bien extendido, ya que de lo contrario pueden aparecer manchas o bronceados irregulares sobre la piel.

 

Para elegirlo, hay que tener en cuenta que los geles son ideales para pieles grasas o con tendencia al acné, y para personas que transpiran mucho. Las emulsiones son las más recomendadas para cutis mixtos a seborreicos. Y las cremas, en el caso de pieles secas. También están muy de moda los spray, perfectos para grandes superficies como la espalda.

No hay que olvidarse de los labios, que se deshidratan muchísimo con el aumento de la temperatura ambiente, la acción del sol y del viento. Existen protectores específicos que vienen en barra y además los mantienen humectados (lo que hace que se vean luminosos). Para un uso efectivo de estos productos, hay que tener en cuenta que deben colocarse 30 minutos antes de ponerse al sol y reaplicarse tantas veces como sea necesario. ¿Otra opción? Al aplicar crema humectante facial, también se la puede extender sobre los labios, siempre y cuando no contenga ácidos..

Más notas de Belleza