RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Miércoles 02 de julio de 2014

hombre del mes

Kit Harington: vida y obra del actor hot del momento

Su fama arrancó a la par de su carrera. por su papel de Jon Snow, el personaje de melena salvaje y espada justiciera de la serie Game of Thrones, se convirtió en uno de los actores más deseados de Hollywood

Por Eugenia Tavano

 
 

 
Posando en la nueva campala del diseñador Jimmy Choo.  Foto: Gentileza HBO

Hace solo algunos años atras, christopher "Kit" Harington repartía su vida entre las audiciones y un incómodo entrepiso de un modesto departamento en Londres. Recién había concluido sus estudios de Arte Dramático y un primer papel en la obra War Horse lo ayudaba a poner un pie en el prestigioso West End londinense. Nada mal para un aspirante a actor que apenas pasaba los veinte y que, formado en una de las más importantes corrientes teatrales del mundo, nunca imaginó que el éxito podía depender tanto de la suerte.

"Me contrataron para interpretar a Jon cuando tenía 22 años, ahora tengo 27 y hay una enorme diferencia entre quién era y quién soy", decía Kit hace muy poco al diario vasco El Correo, en plena promoción de la cuarta temporada de Game Of Thrones. Con su belleza salvaje y algo melancólica, y un enorme coraje a la hora de la batalla, Jon Snow inició su viaje hacia la madurez en la ficción a la par que Harington arrancó el suyo en la vida real.

Nacido el 26 de diciembre de 1986, el actor cuenta que "Alfie (Allen, el actor que interpreta a Theon en la serie), Emilia (Clarke, su coprotagonista y supuesta amante en la actualidad) y yo crecimos juntos y estamos felices de que así haya sido". Aparentemente, el trío tuvo que domar algunos impulsos adolescentes que no les jugaban muy a favor a la hora de filmar, aunque sí mucha diversión. "Me acuerdo que en la primera temporada, una vez pensé ‘no puedo tener tanta resaca’. Yo nunca había filmado antes, sólo había hecho teatro, que es muy distinto; ahí tenés todo un día para recuperarte e ir a hacer la función. Pero las resacas se notan en cámara, no hay maquillaje que las disimule". Aunque bastante más maduros, hoy los tres actores son el centro de la prensa del corazón: aunque Harington hace gala de su diplomacia británica y subestima los rumores, se dice que actualmente mantiene un tórrido romance con Clarke, quien en la serie encarna a Daenerys. "Nunca le diría a la prensa con quién estoy o dejo de estar", opinó sobre el tema. "Revelar ese tipo de cosas puede llevarte por un camino… Digamos que no quiero hacerle la corte a la prensa con mi vida amorosa". Para colmo, se dice que luego de romper con el actor americano Seth McFarlane, la actriz habría tenido un affaire con Alfie Allen (y en este caso, hay fotos).

Pero antes de convertirse en el sex symbol que volvió a poner de moda el pelo largo, Kit Harington tuvo una vida apacible. Criado entre Worcester y Londres, creció junto a su hermano John en una familia de intelectuales. Su padre es dueño de una tienda de libros y su mamá es autora de teatro y profesora en la Universidad de Birmingham. Hay otro dato sobre su origen que, salvo en Inglaterra, fascina a la prensa: su ascendencia noble. "Mis padres no son millonarios, pero los periodistas americanos no dejan de decirme ‘¡sos pariente del Rey Carlos II de Inglaterra y tu abuelo era barón!’", cuenta ofuscado. "Es insoportable, porque si bien eso es parte de mi historia yo no soy un estirado. De hecho, mi mamá siempre me dice, ‘¡contales a esos periodistas que fuiste a una escuela del Estado!". Efectivamente, a pesar de su sangre azul, Kit se educó como cualquier otro chico inglés de clase media, y antes de decidirse por la actuación pensó que lo suyo podía ser el periodismo o alguna labor detrás de cámara. Finalmente se decidió por el teatro y le dedicó cinco años de formación exclusiva en el Royal Central School of Speech Drama de Londres. "Quería investigar y conocer las vidas de otras personas. Creo que esa es la razón por la que todo el mundo elige esta profesión. Es un arte en el que investigás a los seres humanos. No se trata de ser famoso", aclaraba.

 
Por su papel de Jon Snow, el personaje de la serie Game of Thrones se convirtió en uno de los actores más deseados.  Foto: Gentileza HBO

Sin embargo, la fama lo pescó a pesar suyo. Producida por HBO y basada en la exitosa saga literaria de fantasía medieval Canción de hielo y fuego (del escritor norteamericano George R. R. Martin), Game Of Thrones se transformó en una de las series más vistas de la televisión. Una guerra entre reinos que luchan por el poder, sostenida en tierras donde los inviernos pueden ser eternos, es el eje de una trama de traiciones, violencia y sexo. Jon Snow es el hijo bastardo de Lord Stark, quien encabeza una de las casas que se disputan el trono, y uno de los jefes de la milicia que defiende su tierra de los invasores. "Jon Snow es una oveja negra, un poco como yo", decía Harington a la revista Rolling Stone. "La serie comenzó en un momento muy malo para la economía. La gente necesitaba un héroe que se hiciera camino en medio de la oscuridad de un mundo que ya no comprendían: y ese es Jon Snow". Más allá de esta explicación, lo cierto es que la magia del personaje atravesó la pantalla y además de muy buenas críticas transformó a Kit en uno de los galanes del momento. De hecho, uno de los episodios más comentados de la serie fue cuando Jon Snow perdió la virginidad con su compañera de ruta, la colorada Ygritte, encarnada por la actriz Rose Leslie… con quien el actor también habría tenido un romance. "Eso es un mito. Somos muy, pero muy buenos amigos. Ella es fantástica. Pero no hubo ningún romance".

 
Por su papel de Jon Snow, el personaje de la serie Game of Thrones se convirtió en uno de los actores más deseados.  Foto: Gentileza HBO

Pero la serie (que se estrenó en 2011) también implica para Harington mucho trabajo duro. Por empezar, por contrato no puede tocar su famosa melena. "Es un tema, porque en los meses que no filmo la serie no podría aceptar, por ejemplo, un papel de marine". Tampoco se lo lava muy seguido, para no perder ese aspecto desprolijo que vuelve más realista su personificación. De hecho, ¡Kit está harto de su pelo largo! "No veo la hora de cortármelo", dijo hace poco. También vive lejos de su casa los meses de filmación, ya que el rodaje se realiza en Islandia e Irlanda. Eso sí, aprendió a respetar una rutina física estricta y desde que filmó la película épica Pompeya (estrenada el verano pasado) y descolló con sus abdominales personificando a un gladiador, se hizo fanático del gimnasio. Y aunque agradecido, Harington, el "joven maravilla" (como lo llama un diario inglés), ahora pide una tregua. "Le dije a mi agente ‘basta de espadas y caballos’. No puedo quedarme atascado en eso, es hora de hacer algo distinto". También pidió algunos días más de vacaciones para este año y exigió "no recibir ni un llamado, ni un e-mail, ¡si no me voy a quemar".

Agotado pero en uno de sus mejores momentos, planeó unas vacaciones con sus amigos en Alemania, donde puede conducir su BMW M3 y su motocicleta a velocidades prohibidas en las rutas inglesas. "Voy a andar por Nuremberg, Hamburgo, Berlín…. Cuatro amigos y yo, en mi coche. Es como el auto de un narco, con las ventanas polarizadas y todo", bromea. "Pero como no tiene sentido manejar este tipo de autos en Londres, lo voy a tener un par de años y a vivir por adelantado mi crisis de la mediana edad a los 27, así me la ahorro a los 45". Lo que se dice, un chico previsor..

Más notas de Hombre del mes