Evelina Cabrera - RevistaSusana.com  
 
RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Viernes 06 de junio de 2014

chica del mes

Evelina Cabrera

Vivió en la calle y atravesó momentos muy duros, pero fue capaz de superarse y mover montañas. Con tan sólo 27 años es entrenadora y presidenta de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino, una ONG que promueve la inclusión social a través del deporte

 
 

 
Foto: Ignacio Sánchez

Evelina es un huracán. Espontánea y cálida, repasa el increíble derrotero de su vida a pura sonrisa. "Nací en San Fernando, y a los 13 años, a raíz de la separación de mis padres, me fui a vivir a la calle". Dormía en una plaza de Tigre, frente a su escuela, y hoy recuerda agradecida cuánto la ayudaron los profesores para que no dejara de estudiar. "Cuidaba coches, trabajaba en el Puerto de Frutos y hasta llegué a cuidar la parada de unas prostitutas". Pero a sus 17 años, lejos de su familia y con un novio que le pegaba, Evelina intentó quitarse la vida. "Pero sobreviví. Ahí me di cuenta de lo afortunada que era, me quebré y arranqué de nuevo". Primero, se reencontró con los suyos. Después empezó a trabajar en una fábrica y a estudiar para ser entrenadora personal. En ese rubro le fue muy bien y casi de casualidad, empezó a jugar al fútbol con unas amigas. "Eran todas unas pata duras y ahí me dije: ¡esto no puede ser! Hay que entrenar". Su pasión la llevó por clubes como Platense y Tigre, a formar su propio equipo y a luchar incansablemente por la jerarquización de este deporte amateur. Para Evelina es fundamental ayudar a las jugadoras, algunas de ellas con vidas muy duras. Así creó la Asociación Femenina de Fútbol Argentino, una ONG con la que organiza torneos, recorre el país y brinda capacitaciones. "La idea es ayudar a las chicas que tal vez cumplen 25 años y ni estudiaron. Para mí es importante inculcar valores, porque todo lo bueno se ve en la cancha". Hoy, a punto de recibirse de técnica de fútbol y de couch ontológica, organiza torneos de fútbol femenino para la Municipalidad de Tigre, da charlas de superación personal y colabora con barrios carenciados o aquellos que necesiten una mano. "Lo que más me gusta de lo que hago es ayudar a la gente y hacerlos entender que somos iguales. La sociedad tiene muchos prejuicios y mi idea es incluir. En la cancha somos todos iguales".

Más notas de Chica del mes