RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Sábado 28 de diciembre de 2013

su moda

Un bikini para cada tipo de cuerpo

Llega el verano y es tiempo de comprar un traje de baño. Te ayudamos a elegir cuál es el modelo que mejor te queda de acuerdo a tu estilo ¡Preparate para impactar!

Por Paula Alvarez

 
 
 

Figura Rectangular

 

Poca cintura. Para este tipo de cuerpo lo ideal es jugar con efectos ópticos. Los estampados y los colores llamativos son de gran ayuda. También las bombachas un poco más altas, porque marcan la cintura (¡aprovechemos que ahora están de moda!). Si elegimos los trajes de baño enteros, que no sean strapless porque van a dar la sensación de una imagen todavía más recta. Lo mejor es usar los que vienen con algún cinturón. Cualquiera sea la elección, para estos casos los escotes en V son los más favorecedores.

Triangulo Invertido

 

Más espalda, menos caderas. El objetivo es compensar los volúmenes, y esto se puede lograr de dos maneras: con el color o con las estampas. Los corpiños estilo halter, que abrochan en el cuello, son los indicados para estilizar la zona superior, nunca strapless y cuanto más grandes sean las piezas, mejor. Hay que tener cuidado con los trajes enteros porque pueden ser contraproducentes. Otra buena opción es combinar bombacha y corpiño de distintos trajes de baño. De esta manera, los colores llamativos y estampas vibrantes en las bombachas y un solo color en el corpiño equilibran ópticamente las formas.

Silueta de guitarra

 

Más caderas, menos hombros. Para lograr una figura armónica hay que destacar la parte superior que es más estrecha. En este caso, los bandeau son nuestros aliados y hay que evitar los breteles que achican la espalda con respecto a las caderas. Para generar sensación de volumen en el torso también podemos recurrir a los corpiños con apliques, bordados, volados, moños. Para achicar las caderas es recomendable usar colores plenos y estampados sutiles. En cuanto al tamaño de las piezas, ni muy muy, ni tan tan: la bikini debe ser mediana, no van las de tiritas, pero tampoco los bombachones. Otra clave es dar con el talle correcto: si es un poco más chico quedarán a la vista los indeseables "flotadores".

Reloj de arena

 

Pequeños ajustes. Aún en un cuerpo proporcionado, hay trucos para disimular debilidades o destacar fortalezas. Si tenemos pocas lolas, podemos optar por los corpiños con volados o apliques y, mientras no sean muy evidentes, algún tipo de relleno interno. Si el fuerte es la cola, digámosle sí a las bombachas chicas con colores o estampas divertidas y para la parte de arriba no elegir nada que llame mucho la atención. También puede darse a la inversa, y que las curvas sean demasiadas. No todas las chicas se sienten cómodas con un cuerpo exuberante. Para reducir las lolas, dejemos de lado los corpiños de tiritas finas y pongamos el ojo en diseños con un poco más de sostén. Pueden ser triángulos de copa grande, con textura firme para que mantengan la forma y no se estiren.

Socorro… probador

La elección ya está hecha, y llega el momento cumbre de probarse el traje de baño. Hay que tener en cuenta algunos aspectos para estar conformes con lo que vemos frente al espejo.

  • La luz del probador generalmente es blanca y está en el centro del techo. El color y las sombras que genera no favorecen a nadie y poco tiene que ver con la luz natural de la playa. Hay que salir del probador y alejarse un poco del espejo para tener una imagen más panorámica y real

  • Es lógico que sólo nos dejen probarnos las bombachas encima de las que llevamos puestas. Por eso, es fundamental que usemos la adecuada. Ese día tengamos a mano la tanga más chiquita que encontremos y ¡muy importante!, que no apriete porque sumarás más kilos

  • En esta época muchas todavía no tuvimos oportunidad de tomar color, y sabemos que con un tono más, el traje de baño queda mejor. Por eso no olvidemos que al estrenar el traje de baño, la situación será distinta

  • Hay que tomarse el tiempo necesario para probarse lentamente cada pieza, ajustar y acomodar todo hasta que calce a la perfección. Nada de comprar a las corridas o el mismo día que salimos de vacaciones
.

Más notas de Moda