RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Miércoles 18 de septiembre de 2013

su lectura

Tips para crear tu diario sexual

Para volver a encontrarte con tu pareja; un recurso que puede resultar útil y hasta erótico

Por Alessandra Rampolla  |   Ver perfil   |  Universo Alessandra

 
 

Foto: Corbis

Uno de los mayores desencuentros que les suceden a las parejas tiene que ver con las discusiones sobre la frecuencia sexual. Un recurso que puede resultar útil y hasta erótico es llevar un diario en el que registremos nuestras experiencias sexuales. ¿Para qué sirve este diario? Para expresar nuestras sensaciones, repasar cómo va la vida sexual y de paso, evitar malentendidos.

Si describís con detalles las veces que lo has hecho, podrás saber exactamente cuánto sexo están teniendo. Así encenderás más rápidamente la lucecita de alarma cuando la frecuencia decaiga, lo que les permitirá resolver el tema antes de pasar a mayores. Si se dan cuenta de que están pocas veces juntos, deberán aumentar la cantidad de encuentros. Esta suerte de agenda sirve para reflejar cuán creativos están siendo y si ya es hora de innovar.

Estas son algunas ideas básicas para organizar tu diario:

Compra una libreta o una agenda calendario, donde vas a anotar lo siguiente:

  • Fecha del encuentro
  • ¿Dónde fue?
  • ¿A qué hora?
  • ¿Cómo estuvo?
  • ¿Qué fue lo que más te gustó; lo que no te gustó tanto? ¿Te quedaste con ganas de cumplir una fantasía?

Parecen preguntas obvias, pero serán de mucha ayuda. Además de saber cuántas veces a la semana o al mes han tenido relaciones; podrán evaluar la calidad de las mismas. Si siempre lo hacen en las noches, ¿qué tal si prueban unos sabrosos quickies (rapiditos) en la mañana, antes de ir a trabajar? Si la mayoría de los encuentros son en la cama, ¿qué tal si lo hacen mientras toman juntos un baño de inmersión o en la ducha?

En el apartado "¿Cómo estuvo?" debes ser muy honesta, porque eso te permitirá conocer mejor la calidad del sexo en tu pareja. Y en "¿Qué fue lo que más te gustó?" animate a contar qué fue lo que lo hizo maravilloso o no tanto.

La agenda también es una excelente herramienta para que, si no lo hacen, empiecen a hablar de sexo con sus parejas; y para que empiecen a planificar encuentros explosivos: ¿qué te parece si te adelantas a los acontecimientos, y pones que, este sábado, van a tener sexo en la noche, después de una cena romántica? Y en el listado de tareas del viernes, anota que vas a comprar aceites aromáticos, para que en la previa, se den un fabuloso masaje erótico.

Más notas de Lectura