RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Lunes 17 de junio de 2013

su belleza

Consejos y rutinas caseras para un escote perfecto

La cirugía de mamas sigue siendo una de las más solicitadas, pero también hay otros cuidados y productos para lograr un escote impecable sin entrar al quirófano; ¡Mirá!

Por Marta Susavila

 
 

 

Es la unica parte del cuerpo de la mujer que no se modifica con actividad física. Por eso, en el ranking del bisturí la cirugía de mamas permanece a lo largo de los años como una de las más solicitadas. Un busto más grande para quienes lo tienen pequeño. Uno más firme y joven para aquellas que pasaron por un embarazo. Pechos más turgentes y nuevamente en su lugar para las que bajaron de peso y sufrieron los efectos de la gravedad.

Con un índice de satisfacción cercano al 97 por ciento, las mujeres siguen eligiendo esta cirugía. ¿Los motivos? Según una encuesta realizada por el sitio www.realself.com, especializado en analizar las experiencias de los pacientes que han realizado diferentes tratamientos médicos o estéticos, las mujeres que se aumentan el tamaño de sus lolas mejoran su autoestima y se sienten conformes con su nuevo cuerpo. Además, aseguran que tienen relaciones sexuales más placenteras y frecuentes.

Secretos de un escote perfecto

¿Las claves para mantener un busto tonificado? Ejercicio, duchas de agua fría, una postura correcta y tratamientos especiales para tonificar la piel son sólo algunas alternativas que tenemos al alcance de la mano sin entrar al quirófano.

  • Hidratar. La piel necesita hidratación para mantener su elasticidad. Hay productos específicos que aportan elastina, colágeno, vitaminas y extractos tonificantes, como el castaño de indias. Y otros ingredientes estimulantes como la centella asiática

  • Sí al frío. Un buen hábito es terminar la ducha diaria con agua fría (fresca, no helada) o, mejor aún, duchar cada seno (rodeándolo de fuera a dentro), durante uno o dos minutos

  • Postura. Es fundamental mantener siempre la espalda recta, y la cabeza alta y ligeramente hacia atrás

  • Protección. Evitar el sol, que deteriora las fibras elásticas y deshidrata la piel. Hay que usar productos con FPS 20 como mínimo

  • Actividad física. Cualquier ejercicio que fortalezca los pectorales, sobre los que se asientan los senos, ayuda a mantener el pecho erguido. La disciplina más completa es la natación

  • Sujetador. No prescindir del corpiño, aunque el pecho sea pequeño. En el embarazo es importante llevar uno de breteles anchos que se adapte al aumento de tamaño

Nuevos aliados

 
Foto 1 de 8

En materia de cosméticos la novedad llega de la mano de los productos con efecto push up. ¿Cómo fucionan? Generan un mecanismo que engrosa el tejido adiposo que rodea los senos y da la sensación de que aumenta su tamaño, explica el Dr. Alberto Martin, de Gigot Cosméticos. Estas fórmulas están compuestas por un fitoesterol de origen vegetal libre de hormonas y sustancias que dan suavidad, elasticidad y turgencia a la piel. Así, además de lograr el aumento de tamaño, también embellecen y hacen más atractivo el aspecto de la piel.

Otros ingredientes de los productos específicos para el escote son: ácido hialurónico, que favorece la humectación; ácido glicólico, que estimula la producción de fibras; activos que ayudan a tensar el tejido; centella asiática para mejorar la microcirculación sanguínea y vitamina A, para dar turgencia y tonificación", indica Paula Schaievitch, de Icono-Cosmética. Los resultados son asombrosos: los testeos muestran que, tomando una medida de busto de 90 cm, luego de un mes de aplicaciones dos veces por día, se lograron aumentos de entre 1 a 2 cm y luego de dos meses, de hasta 5 a 7 cm.

Enemigos al acecho

 

La zona del escote necesita cuidados especiales. Las dietas que provocan cambios bruscos de peso, los baños con agua muy caliente, las variaciones hormonales, los embarazos, la etapa de lactancia y el paso del tiempo son los principales responsables de que las lolas pierdan firmeza. El Dr. Rolando Pisanú, especialista en cirugía plástica y reparadora, nos explica cómo enfrentar cada uno de estos factores:

  • Oscilaciones de peso. Bajar de peso, luego subir y volver a bajar, es la principal causa de caída de las mamas por el estiramiento de la piel. Cuando se pierde abruptamente peso, la piel sufre y se advierte un descenso por gravedad de todos los tejidos. Cuanto más grande es el tamaño de las mamas, mayor será su caída

  • Lactancia. Aunque garantiza la salud de los niños, suele dejar como secuela estética las mamas caídas que se reparan con cirugía

  • Fumar. El cigarrillo perjudica la calidad de la piel, la vuelve más seca, con menos elasticidad y envejecida. Y por eso, las mamas también se caen

  • Tóxicos. El alcohol aumenta la producción de radicales libres –responsables del envejecimiento cutáneo–, perjudica la síntesis de colágeno y elastina, y daña la piel. Una buena alimentación, con vitaminas y proteínas, mejora el estrés oxidativo celular

  • Cuidados. La piel de los senos es extremadamente fina, tiene muy pocas glándulas sebáceas y carece de músculos y ligamentos que lo sostengan. Con el tiempo, las fibras de colágeno y elastina se degradan y su producción se va reduciendo y, debido a su propio peso, la glándula mamaria cae y se desplaza hacia las axilas
.

Más notas de Belleza