RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Lunes 25 de marzo de 2013

su estilo

Recorrido turístico por Dinamarca y Suecia

Si estás a punto de viajar, entonces tomá nota; te decimos cuáles son las paradas obligatorias de estos países

 
 

Dinamarca

 
Molino y casas en Jutlandia.. 

Caracterizado por una organización militar muy fuerte, el pueblo vikingo danés fue el más numeroso de los tres originales y el que ejercía la piratería con más intensidad. Se distribuían en las penínsulas de Jutlandia y Escania, por supuesto siempre cerca del mar. Allí se encontraron restos de fortificaciones circulares de una geometría muy precisa, y místicos monumentos funerarios en honor al rey Gorm y su esposa, la reina Thyre, que gobernaron el país en el siglo X. Estos montículos funerarios y las piedras rúnicas que los acompañan fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, así como la iglesia de madera que el hijo de los reyes construyó para celebrar la introducción del cristianismo en Dinamarca, y que contiene los murales más antiguos del país.

Desde Copenhague, la capital, se puede tomar un tren que tras varias horas de recorrido llega a la ciudad de Ribe, una de las más antiguas del país, de increíble diseño medieval, con un puerto histórico desde donde se desarrolló gran parte del movimiento vikingo danés. Sus habitantes mantienen las tradiciones vikingas, aún construyen barcos y realizan festivales en verano. Se puede visitar el Museo y el Centro Vikingo, que están colmados de historias y leyendas.

Dónde dormir

  • Dagmar Hotel: construido en 1581, es el más antiguo de la ciudad (167 euros la habitación).

  • Hotel Jutlandia: con vista a la península (241 euros la suite).


Suecia

 
Vista de la isla de Gotland.. 

A diferencia de los otros dos grupos fundantes, los vikingos suecos navegaron hacia el Este y recorrieron Europa septentrional y meridional, influyeron en la creación de Rusia y llegaron incluso a tierras budistas; entre las reliquias arqueológicas desenterradas en Suecia se encontraron una estatua de Buda y otros objetos del Lejano Oriente.

A solo 30 km de Estocolmo, distribuido en dos islas, se encuentran Birka y Hovgården, el asentamiento vikingo más grande del mundo descubierto hasta el momento, por eso, a esta zona se la suele llamar "la gran capital vikinga". Se pueden recorrer los restos de las fortalezas de piedra, murallas y embarcaderos, un museo que recrea el pueblo original y el cementerio con unas 3000 tumbas. También se pueden visitar en el centro del país, en la ciudad de Örebro, siete tumbas del final de la era vikinga, con los esqueletos intactos, varios objetos, como cuchillos, utensilios y un collar de perlas.

En la Isla de Gotland, en el Báltico, a 90 km de la costa sudeste de Suecia, también hay emplazamientos vikingos, como el barrio Tofta, museos, restaurantes originales y hermosísimas playas de arena blanca, donde descansar y disfrutar del sol, luego de haber conocido un poco más de este mítico pueblo.

Dónde dormir

  • The Medieval Hotel: en Visby, capital de Gotland, construido en el siglo XV (100 euros en base doble).

  • Clarion Hotel Örebro: cerca del castillo de la ciudad y del parque acuático (208 euros la suite).

Un poco de historia

  • Los vikingos usaban las runas como alfabeto y, debido a su complejidad, no se pudo descifrar demasiado. Todo lo que sabemos sobre ellos proviene de los relatos de sus enemigos, por eso es muy probable que su ferocidad esté un poco exagerada.

  • La imagen estereotipada de los vikingos es producto del cine y de otras artes. En el siglo XIX un pintor sueco le colocó por primera vez cuernos a un casco vikingo para definirlos como seres endemoniados. Cuando esto sucedió, ya hacía rato que habían desaparecido.
.

Más notas de Estilo