RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Viernes 15 de marzo de 2013

hombre del mes

Bradley Cooper, el soltero codiciado de Hollywood

Sexy, encantador y talentoso, salto a la fama con la desopilante "¿Qué paso ayer?", pero su sensible interpretación en "El lado luminoso de la vida" le valio su primera nominacion como Mejor Actor en los Oscar

 
 

 
En varias peliculas interpretó a escritores. 

Con una sonrisa que ya es su marca registrada y una figura que muchos envidian y otras desean, Bradley Cooper parece encarnar al hombre perfecto. Simpático, sensible y elegante, galán (¡en la vida real!) de celebrities como Reneé Zellweger, Jennifer Lopez o Jennifer Aniston, tiene todo a favor para cumplir la fantasía de un amante fiel pero ardiente, o de ese buen tipo cuya honestidad no le hace mella a la picardía. Algo de todo eso pero también mucho más palpita en este actor nacido en Philadelphia hace 38 años y criado en una familia en la que la ascendencia irlandesa de su padre y la genética napolitana de su madre (la misma de su gran amigo y partenaire en varios filmes, el genial Robert De Niro) han forjado en más de un aspecto su carácter artístico. Una vocación que sostuvo desde adolescente, a fuerza de estudio y trabajo, y que lleva la impronta del célebre Actor’s Studio neoyorquino, semillero de algunos de los mejores actores y actrices del cine moderno.

A diferencia de lo que cuentan otras biografías, el amor de Bradley Cooper por el arte escénico no tiene nada que ver con historias trágicas o complicadas. Sus anécdotas de la niñez recuerdan cosas gratas, como cuánto le gustaba amasar pasta junto a su abuela. "Era una cocinera fantástica. De chico solía ayudarla a hacer ravioles caseros, era una de mis actividades favoritas", contaba nuestro hombre a la revista People. De hecho, por esos días ya había decidido que de grande sería "chef o actor". Con los años, pudo cumplir ambos sueños: además de un gran cocinero amateur, siendo estudiante trabajó en varios restaurantes y en 2005 se dio el gusto de interpretar al mismísimo Anthony Bourdain en la serie Kitchen Confidential, basada en el libro homónimo del famoso chef.

 
Entre sus conquistas amorosas figuran Jennifer Lopez, Zoe Zaldana y Renee Zellweger. 
Con una mamá auténticamente italiana, una hermana mayor y la presencia contenedora de una sobria figura paterna (Mr. Bradley era un corredor de bolsa de la entonces renombrada Merryl Lynch), Bradley tuvo una infancia estable. "Fui educado para buscar serenidad, no el éxito tal y como se entiende hoy", declaró hace poco en la rueda de prensa por la presentación de El lado luminoso de la vida, el filme que le valió, al cierre de esta edición, su primera nominación al Oscar como mejor actor, y que compite por siete estatuillas más. Junto a Robert De Niro (quien hace poco se emocionó hasta las lágrimas hablando de su papel como padre de Cooper) y Jennifer Lawrence, nuestro elegido del mes interpreta a un hombre bipolar, quien luego de una internación psiquiátrica intenta rearmar su vida y encontrar el amor. La historia está basada en la vida del director David O. Russell, cuyo hijo sufre un trastorno mental.

Pero de su trayectoria, lejos de esta comedia dramática y luego de varios papeles destacables, el punto de inflexión fue sin duda ¿Qué pasó ayer?, uno de los filmes más taquilleros, desopilantes y políticamente incorrectos de los últimos tiempos, una saga que este año estrenará su tercera parte. Antes, pudimos verlo en trabajos tan variados como Día de los enamorados, Sin límites, Brigada A o Caso 39 (donde conoció a su pareja más famosa, Reneé Zellweger), entre otras. Pero fue su genial aporte a esta comedia de varones terribles en plena y alocada despedida de solteros lo que le dio popularidad masiva y habilitó un salto importantísimo en su cachet (estimado, al menos eso dicen, en unos 15 millones de dólares por película). Hoy por hoy también está en cartel con Fuerza antigángster (que protagoniza junto a Sean Penn y Ryan Gosling) y para este año espera ponerse nuevamente a las órdenes de Russell, en un elenco que incluye a Christian Bale. Pero hay más: 2013 lo mostrará en pantalla en la película Serena, nuevamente compartiendo elenco con Jennifer Lawrence, y está estudiando la oferta del genial Clint Eastwood para hacerse cargo del rol principal en la nueva versión de Nace una estrella. A pesar de todo, él dice no "creérsela": "Es verdad que ahora tengo más oportunidades y es cierto que se abrieron más puertas, pero no es que cada lunes a la mañana prendo un puro y repaso los guiones que me mandaron, ¡para nada!".

 
Mientras estudiaba, daba clases de teatro a chicos carenciados de New York.. 
"Fui educado para buscar serenidad, no el éxito tal y como se entiende hoy", declaró en la rueda de prensa de El lado luminoso de la vida."Sin embargo, a pesar del éxito indiscutido y de los buenos recuer-dos de la infancia, no todo fue un lecho de rosas para Cooper. Después de terminar sus estudios de arte, ya trabajando a pleno como actor, tuvo problemas con las adicciones. "Estaba en una

fiesta y deliberadamente me di la cabeza contra el piso, onda ‘hey, miren qué duro que soy’, y hasta lo hice una vez más. Al final me pasé la noche en el hospital, sosteniendo una bolsa de hielo y esperando que me cosan… Ya no bebo ni me drogo más. Recuerdo observar mi vida y pensar ‘¿qué está pasando? Estoy arruinándome", confesaba a la revista Hollywood Reporter. Hoy, hace diez años que es abstemio. En el amor, por el contrario, este inusual sex symbol no se privó de nada.

Como si fuera una predestinación, Cooper, que consiguió su pri-mer papel importante en Sex &The City cuando todavía era estudiante de teatro, conquistó a algunas de las más bellas y famosas. Aunque siempre cultivó un bajo perfil, luego de su brevísimo ma-trimonio con la actriz de televisión y modelo Jennifer Esposito (el casamiento duró poco menos de 6 meses) su relación más conocida fue la que mantuvo con Reneé Zellweger. Comenzaron a salir en 2009, luego de filmar juntos Caso 39. "No la había visto nunca antes de esta película", opinaba en la televisión respecto de trabajar juntos, aunque ya era un secreto a voces su noviazgo. "La amo. Amo actuar con ella". Sin embargo, dos años después todo terminó.

Desde entonces, aunque siempre con fotos robadas y sin confirmaciones oficiales, se lo vinculó con Jennifer Aniston (con quien filmó Simplemente no te quiere), con Jennifer Lopez y con la bella morena Zoe Saldana (coprotagonista de Words), con quien tuvo idas y vueltas, y hace muy poco desistió de casarse.

Por estos días, relajado y exitoso, Cooper insiste en ser un tipo normal. "Doy gracias a Dios por haber empezado tarde. Cuando actúas pones toda tu experiencia en la vida, y yo no empecé hasta los 25 o los 26. Lo que hice antes fue mi viaje para todo lo que vendría después"

Ir al cineCalificar
Encontrá esta película en Guía LA NACION y planeá tu próxima salida.

Más notas de Hombre del mes