RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Miércoles 30 de enero de 2013

su estilo

Todo es posible en Las Vegas

Es la ciudad más visitada de los Estados Unidos, reconocida por su vida nocturna, cuna del juego, meca de los amantes del show y los espectáculos. Un parque de atracciones para adultos, donde la suerte ronda en el aire y todos podemos tener una segunda oportunidad.

Por Guadalupe Rodríguez

 
 

Existe una conocida regla de oro: lo que sucede en Las Vegas, se queda en Las Vegas. No importa si el plan es ir de vacaciones, por trabajo, a apostar, para una despedida, a ver un evento deportivo o a casarse. Siempre hay algo extremo en la experiencia, o una parte de ella que es mejor no contar. Este es un destino donde es posible perder los complejos y anular el sentido del ridículo, ser quien siempre quisimos ser y no mirar atrás.

Como una paradoja bíblica, todo alrededor es desierto. Miles y miles de kilómetros sin ver más que piedras y arena. De pronto, entre la aridez del estado estadounidense de Nevada, se levanta un milagro hecho por el hombre: una ciudad con las mejores boutiques del planeta, restaurantes que funcionan las 24 horas, réplicas de las urbes más famosas del mundo y cielos artificiales, donde dormir no es la prioridad para nadie y cuando se hace de noche, todo invita a festejar sin medir el tiempo.

Hay muchísimo para ver. ¿Por dónde empezar, entonces? Sin dudas, por el Strip ("La Franja"), el tramo de Las Vegas Boulevard entre las avenidas Sahara y Tropicana, la calle principal y la más filmada y fotografiada de la historia, donde están todos los casinos y los hoteles, que son un espectáculo en sí mismos, y a los que se puede entrar gratis. Dieciocho de los veinticinco mayores hoteles de la Tierra están aquí. Caminar de punta a punta los 6 kilómetros de esta calle también es parte del show. Nos podemos cruzar con alguien vestido de fiesta a las 10 de la mañana, con un personaje semidesnudo o con varias versiones de Elvis, evocando todas sus épocas, sin que nadie se dé vuelta siquiera a mirar.



Más info
- El calor es muy intenso en verano, conviene salir temprano a la mañana, aprovechar la pileta del hotel por la tarde y prepararse para disfrutar la noche.
- No es necesario alquilar auto, todo puede hacerse caminando. Pero hay otras opciones, como un minitren turístico o un bus que recorren el Strip, y dentro de algunos hoteles hay monorrieles gratuitos para poder recorrerlos.
- Si la estadía es prolongada, vale la pena ir hasta el Gran Cañón del Colorado, que queda a 150 kilómetros y es una de las maravillas naturales del mundo.
- Obvio, no puede faltar la foto en el típico letrero "Welcome to Fabulous Las Vegas".

Shows y más shows

Enumerar la cantidad de espectáculos disponibles es casi imposible. Musicales, obras de teatro, comedias, magia, box, showgirls, circo, etc. Todo es posible encontrar en la "capital del entretenimiento mundial". Sólo el Cirque du Soleil, en este momento, tiene cinco espectáculos a la vez en distintos hoteles. También se presentan los ilusionistas David Copperfield y Criss Angel; The Blue Man Group; las cantantes Celin Dion, Faith Hill y Shania Twain; clásicos de los musicales de Broadway como El fantasma de la ópera; infinidad de tributos a Elvis, Prince, The Beatles o Sinatra; mucha música country y shows para adultos en todas sus variedades. La mayoría de las entradas están entre US$50 y US$100, salvo, por supuesto, eventos especiales o presentaciones ocasionales de grandes artistas. Para ver la programación actualizada y poder elegir con tiempo, se puede entrar a www.lasvegas.com .

¡Sí, quiero!


Cada año se celebran aquí más de 120.000 bodas. Hay cientos de capillas en la ciudad y también los grandes hoteles tienen cada uno la suya. La mayoría ofrece bodas tradicionales —religiosas o civiles—, pero es muy habitual celebrar bodas temáticas o excéntricas pues, como estamos en Las Vegas, todo vale. Que te case Elvis, tener una boda nudista, en un helicóptero, al estilo Harley Davidson, llena de conejitas de Playboy o navegando por el lago Mead sólo es posible en la "capital de las segundas oportunidades", también muy elegida por las parejas para renovar sus votos.

Una boda tradicional cuesta alrededor de US$300 y dura media hora. Esto incluye la capilla, los testigos (todos los hoteles ofrecen uno), las flores, el fotógrafo, la limusina, y quizá una señora de edad avanzada que toca la marcha nupcial en un órgano. Es sencillo encontrar alguien que te case en español, porque todas las capillas ofrecen "reverendos" en varios idiomas; también es posible, por unos pocos dólares, que tus familiares vean en directo por internet la ceremonia completa desde el living de su casa en cualquier parte del mundo.

La ley de Nevada no requiere análisis de sangre ni trámite previo, sólo es necesario conseguir una licencia de matrimonio en la oficina municipal, que abre todos los días del año de 8 de la mañana hasta la medianoche, y ser mayor de 18 años. Con un trámite posterior de validación, todos los casamientos son legales, si uno así quiere que sea… porque quizá la intención es dejar precisamente en Las Vegas todo lo que sucedió allí.



Los hoteles
París, Venecia, Roma, New York o Egipto. Todos los íconos turísticos en un mismo lugar, pero bajo techo.
- Caesar´s Palace: aquí actuaron figuras de la talla de Cher, Elton John y Rod Stewart.
- Excalibur: tiene aspecto de castillo y todo gira en torno a lo medieval.
- Stratosplere: parece una torre de control de un aeropuerto, desde la cual se puede hacer bungee jumping.
- París Las Vegas: puro estilo francés, con Torre Eiffel y Arco de Triunfo incluidos.
- Treasure Island: está rodeado por agua y allí es posible presenciar un espectáculo gratuito de barcos piratas, sirenas y fuegos artificiales.
- The Venetian: hay gondoleros que te dan un paseo mientras cantan una canzonetta.
- New York, New York: no podía dejar de tener su Estatua de la Libertad, el Empire State y el Puente de Brooklyn.
- Mirage: incluye volcán y un delfinario.
- Luxor: la entrada está franqueada por una esfinge y una pirámide de vidrio.
- Bellagio: imperdible el espectáculo gratuito de aguas danzantes, luz y música.
- Circus Circus: hay un minicirco sorprendente y un parque de diversiones que funciona los 365 días del año.
- Wynn Las Vegas: en el hall hay parte de la colección privada de arte de Steve Wynn, que incluye obras de Gauguin, Van Gogh, Monet y Picasso.
- Encore: super super lujoso, es el preferido de Susana. Tiene más de cien arañas de cristal de murano colorado.
- MGM Gran: es el de mayor tamaño de la ciudad.
- Mandalay Bay: famoso por sus piscinas con olas, su gran acuario, sus espectáculos y sus combates de boxeo.


Su Tip : todos los hoteles se pueden visitar en forma gratuita, recorrer las espectaculares tiendas y espiar por sobre el hombro de un jugador de Black Jack. Hay alojamiento y habitaciones para todos los gustos y presupuestos..

Más notas de Estilo