RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Lunes 17 de diciembre de 2012

su bienestar

Relax a la carta

Encontrar un momento zen hoy es una necesidad. Masajes, tratamientos para liberar toxinas y todo lo que nos ayude a desconectarnos. Consejos y propuestas para darse un respiro.

 
 

Relajarse no solo es una actividad placentera, sino también muy necesaria. Es la única manera de contrarrestar el desgaste y el daño al que se ven sometidos la mente y el cuerpo. El estrés, las malas posturas, una alimentación pobre, la falta de descanso... todos estos factores y muchos otros son los causantes de sentirse débil y con poca energía. Llega el final del año y, si todavía no te diste el tiempo necesario para vos, es hora de que comiences. El primer paso es tomar nota de cinco consejos saludables:

Moverse. La actividad física ayuda a reducir los niveles de estrés e incluso permite que el cerebro segregue endorfinas, conocidas como las "hormonas de la felicidad". Según las expertas de Figurella, el ejercicio físico cansa, ayuda a dormir mejor, nos ayuda a sentirnos bien y aumenta la autoestima.

Buenos hábitos. Las rutinas para comer y dormir son muy beneficiosas para el organismo. Cuando el problema es conciliar el sueño, una alternativa consiste en ir a la cama siempre a la misma hora y crear una rutina anterior: desmaquillarse, tomar una infusión, leer un poco… así el cuerpo "sabe" que toca dormir y se prepara para el sueño.

Enfocarse. Centrar la atención en una sola actividad también es una buena forma de reducir el estrés. Las manualidades, como tejer o pintar miniaturas, son grandes aliadas.

Desenchufarse. Apagar la computadora y el teléfono. Las pantallas lumínicas aumentan los niveles de estrés. Lo ideal es desconectar los dispositivos electrónicos al menos una hora antes de irse a dormir, para relajarse y descansar mejor.

Decir no. Consumir cafeína, teína, azúcar y alcohol en épocas de estrés crea un círculo vicioso del que es muy difícil salir. Fumar tampoco relaja; sólo calma la sensación de necesidad de tabaco que tiene el organismo de un fumador y aumenta los niveles de estrés.

Menú especial

Una selección de propuestas que ayudarán al cuerpo y a la mente a recuperar la calma para afrontar los últimos días de diciembre con el mejor humor posible.

Spa de pies deluxe. En un ambiente boutique, con un iPod para escuchar música y degustación gourmet, sentada en un confortable sillón de masajes, se puede disfrutar de esta propuesta. El tratamiento comienza con un baño de parafina, sigue con masajes con piedras, y finaliza con pedicuría y belleza de pies. Dura una hora y media. Precio: $190. Dónde: Rëd Velvet.

Máscara desintoxicante. Este tratamiento combina el uso de máscaras con activos, extractos naturales y masajes relajantes. Primero se aplica una máscara descongestiva y se deja actuar durante 40 minutos. Luego una segunda máscara a base de extractos naturales y componentes herbáceos, que ayudan a purificar y desintoxicar la piel. Finalmente, un masaje facial relajante estimula la microcirculación. ¿El resultado? Un efecto antiestrés y reducción de la hinchazón de ojeras y bolsas en los ojos. Precio: $280. Dónde: Centro Médico Aegyna.

Spa party. Programa de tres a cuatro horas en formato libre para disfrutar del spa entre amigas. Masajistas, esteticistas, manicuras y pedicuras se dedicarán en forma exclusiva a cada una de las agasajadas. La propuesta finaliza con un brindis y armonización con cuencos tibetanos. Precio: $419. Dónde: Flow Spa Express.

Día de relax. En el Delta del Tigre, a 40 minutos de navegación y rodeada por la naturaleza. Por la mañana, tratamiento desintoxicante que incluye: exfoliación, limpieza facial, masaje revitalizante y baño de crema con seda natural. Además se puede hacer uso de las instalaciones del sauna, piscina climatizada y solarium de arena. Al mediodía, almuerzo light y, por la tarde, la propuesta consiste en una caminata, clase de remo y yoga. Para finalizar una merienda revitalizadora. Precio: $600 de lunes a viernes (incluye pasaje fluvial). Dónde: Posada Isla Escondida.

Siesta reparadora. Luces tenues y una cama cómoda son los ingredientes para un descanso ideal. Más aún con la asistencia de un coach que sugiere ejercicios de relajación. También se puede solicitar un servicio de masajes de puntos estratégicos. Al despertar, se puede tomar un exquisito té elaborado por la sommelier Inés Berton con cookies. Duración del circuito: una hora. Precio: desde $100. Dónde: Selfishness..

Más notas de Bienestar