RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Viernes 30 de noviembre de 2012

su lectura

Noches de boda hot

Después de la fiesta, los nervios, la emoción de la ceremonia y las corridas, hay formas de encender la pasión y disfrutar de un encuentro tan íntimo como excitante. Apuntes para un debut a puro fuego como marido y mujer.

Por Alessandra Rampolla  |   Ver perfil   |  Universo Alessandra

 
 

"La noche de bodas"… cuando pensamos en ella, imaginamos una noche llena de magia y pasión. Pero la verdad, chicas, es que la realidad dista mucho de esta romántica e idealizada visión. Resulta que meses antes de casarnos vivimos en una vorágine de nervios, prisas y angustias y, si a eso le sumamos lo agotadora que puede resultar la fiesta (por más divertida que sea), no debería extrañarnos que lleguemos a la tan esperada noche, ¡simplemente exhaustas!

En ese estado, difícilmente sea una noche dominada por la pasión. ¿Podemos hacer algo al respecto? ¡Claro que sí! Para ello debes tener en claro que la fiesta no se termina cuando dejan el salón y se van para el hotel. Por el contrario, ¡la verdadera fiesta empieza justo en ese momento! Y para que así sea, aquí les doy unos consejitos.

1. No dejen que el alcohol les arruine el momento: así que no beban demasiado, porque el alcohol es enemigo número uno del sexo.

2. Sedúzcanse en la fiesta, versión light: yo sé que las fotos, los invitados y el baile los mantienen muy ocupados. Pero no olviden que una de sus principales ocupaciones deberá ser la de seducirse: susúrrense palabritas eróticas mientras bailan anticipando lo que van a hacer cuando al fin estén solos.?

3. Sedúzcanse en la fiesta, versión hot: esto es sólo para los más osados. Usa una de esas bombachas que permiten poner un vibradorcito en su interior, y que vienen con un control remoto que le vas a dar a tu pareja. La gracia es que él, durante la fiesta, te envíe señales ricas usando el control, que guardará discretamente en su bolsillo. Una manera atrevida de recordarse todo el tiempo que lo mejor está aún por venir.?

4. Que te alce en sus brazos: sí, es un clásico y, tal vez, sea la primera y la última vez que te levante en sus brazos para entrar en la habitación y arrojarte en la cama. ¡No pierdas esta oportunidad!

5. Ambienta la habitación: la luz de las velas es maravillosa para despertar la intimidad y la seducción. Dile a los encargados del hotel que para cuando ustedes lleguen, la habitación esté repleta de velas aromáticas encendidas.

6. Musicaliza esa noche: asegúrate de que en la noche de bodas escucharán la música que los motiva a ambos. No te arriesgues a tener que poner la radio. ¡Así que ya mismo pon en tu checklist música para la habitación!

7. Dale a tu lingerie un toque salvaje: todo lo que tiene que ver con la novia es blanco y representa la pureza. Pero vendrá de maravillas que, cuando te quites el vestido, él se sorprenda con una "guerrera" ávida de darle batalla. Así que, debajo de tanta blancura, elige un vestuario que sea, ante todo, sexy.

8. Aceites relajantes: es posible, muy posible, que lleguen a la habitación cansados. Así que procura que haya unos aceites aromáticos y tibios para que se den masajitos bien ricos. Entre caricia y caricia irán elevando la temperatura.

9. Sumérjanse: no duden en darse un bañito juntos en el jacuzzi. No sólo los relajará, sino que los ayudará a pasar del "modo frenético de fiesta" al "modo romántico de la noche de bodas".

10. Dense de comer en la boca: es probable que tú, con los nervios, no hayas comido nada. Así que ten frutitas a mano para que se den mutuamente, a la vez que inician un dulce juego de seducción.

12. ¡Juguetes!: no iban a faltar, porque yo soy fan número uno de los juguetes. Plumitas para acariciarse, esposas para que uno ate al otro a la cama, vibradores, lubricantes con sabor y sensaciones térmicas. Lo que más les atraiga, pero asegúrate de tenerlos a mano.

13. "No molestar": sobre todo, pongan el famoso cartelito en la puerta, y adviértanles a sus amigos que tienen prohibido cualquier visita después de que ustedes se despidieron de ellos en la fiesta. H.

Más notas de Lectura