RevistaSusana.com
 Último momento

 

Leer en

Martes 25 de septiembre de 2012

su belleza

Consejos y tratamientos para llegar espléndidas al verano

Poner el cuerpo a punto significa modelar y reducir centímetros de manera saludable. Propuestas para darle la bienvenida a la primavera con los deberes hechos: panza chata, cola firme y piernas tonificadas.

Por Marta Susavila

 
 
 
El ejercicio y una dieta balanceada son fundamentales, pero los tratamientos también ayudan a mejorar la figura. 

La variedad de tratamientos para verse bien de cara a la primavera es muy amplia. En estos días, los profesionales y los centros de estética nos ofrecen programas que ayudan a modelar la silueta, mejoran el aspecto de la piel, aceleran el adelgazamiento y restan volumen. Pero también existen soluciones que dependen de nuestra disciplina, como las rutinas de ejercicios, las dietas equilibradas o el uso de productos cosméticos. Estas son algunas opciones para obtener excelentes resultados.

Moverse es la clave

Realizar actividad física tiene efectos prodigiosos para el cuerpo y el ánimo. Al iniciar un entrenamiento hay que tomar una serie de precauciones como, por ejemplo, respetar las indicaciones de los profesores y no excederse en las repeticiones ni en los pesos de los ejercicios. También hay que realizar un chequeo médico que incluya una ergometría, para saber el estado del corazón y su respuesta al esfuerzo, y un análisis de sangre para evaluar, entre otros aspectos, el colesterol y la glucemia.

Los expertos recomiendan comenzar a practicar con aquellas disciplinas que tienen un bajo grado de exigencia física, como las clases que combinan ejercicios aeróbicos con localizados o las de pilates con stretching (estiramientos). La frecuencia ideal para ver resultados es de 3 a 4 veces por semana, con un mínimo de 2 veces por semana en sesiones de 45 minutos a una hora.

Para que el descenso y la tonificación sean seguros, el ejercicio debe ser gradual. Los plazos cortos con resultados milagrosos pueden ser engañosos, ya que cuando perdemos mucho peso y rápido, lo recuperamos de la misma manera. Por eso, la actividad física debe ser parte de nuestro esquema de vida y los objetivos deben ser puntuales y reales. Levantar más peso del que se puede o seguir una coreografía demasiado intensa sólo nos trae frustración y tal vez alguna lesión. Otro de los errores habituales es correr en días de mucho calor o realizar una clase muy abrigadas porque pensamos que al transpirar quemamos grasa, cuando en realidad nos estamos deshidratando.

Otro aspecto importante es la alimentación antes y después de la rutina. De una a tres horas antes de la clase, la ingesta debe estar compuesta por hidratos de carbono (granos de cereales, frutas, pastas y lácteos). Al finalizar, es necesario reponer líquidos, proteínas (carnes, huevos y lácteos) e hidratos de carbono. A veces, es necesario evitar la ingesta de fibras antes del entrenamiento, ya que puede producir molestias abdominales. Los líquidos se deben ingerir de a poco.


 
Foto 1 de 6

Aliados tech

Una forma de complementar los buenos resultados de los ejercicios es recurrir a los tratamientos con lo último de la tecnología al servicio de la estética.

Contra la flacidez : Antiflacidez Full. Combina sesiones de drenaje linfático para desintoxicar y modelar el cuerpo; ondas rusas que tratan la flacidez profunda; ultrasonido para combatir la celulitis y luz pulsada para trabajar las fibras elásticas y el colágeno de la piel. Precio: $180 por sesión. Duración: 1 hora y media. Sesiones recomendadas: 2 semanales, durante 2 meses. Dónde: Consultorio de la cosmiatra Susana B. López.

Chau grasa : TriActive+. Se trata de una plataforma que emplea láser, ultrasonido y radiofrecuencia para combatir imperfecciones corporales. Es un tratamiento no invasivo que reduce la acumulación y el exceso de grasas, modela el cuerpo, tonifica, combate la flacidez, reduce edemas, favorece la oxigenación de los tejidos, a la vez que suaviza y mejora el aspecto general de la piel. Precio: $300 por sesión. Duración: 40 minutos. Sesiones recomendadas: de 10 a 15, 2 o 3 veces por semana. Dónde: Centro Médico Láser Aeygna.

Piel radiante y en forma : método de modelación que combina actividad física en módulos térmicos, oxigenoterapia y presoterapia. Reduce centímetros, ayuda a disolver las adiposidades localizadas, reduce la celulitis, tonifica los músculos, contribuye a la eliminación de toxinas, favorece la circulación y genera la desintoxicación de las células. Durante 30 minutos, se realiza la actividad física modeladora en un módulo térmico que llega a los 37 °C. Una sesión equivale a cuatro horas de gimnasia modeladora. Luego de una ducha, el cuerpo recibe una vaporización de oxígeno activo durante 15 minutos que contribuye a la eliminación de toxinas, además de favorecer la circulación. Precio: desde $2800. Duración: cada sesión dura entre una hora y una hora y media. Sesiones recomendadas: 20 sesiones, de 2 a 3 veces por semana. Dónde: Figurella.

Sin celulitis : Subcisión + Láser Nir. Son dos técnicas que se realizan en conjunto para "liberarse" de la piel de naranja en las piernas y en la cola. La subcisión actúa sobre el poceado producido por la celulitis y se combina con la tecnología Láser Nir para lograr un efecto de planchado en la zona de glúteos, muslos y abdomen. Esta tecnología eleva la temperatura de la piel, estimulando la nueva formación de colágeno y elastina. Precio: $3000 las cuatro sesiones y se recomiendan de 3 a 6, con un intervalo de 21 días. Dónde: Bravela.

Cuerpo nuevo : Accent Ultra. Tratamiento 360°. Elimina la grasa de forma no invasiva, tensa la piel y mejora el contorno corporal. La aplicación de la radiofrecuencia se produce a través de un sistema mecánico de drenaje linfático que elimina la celulitis y tensa la piel. Se puede realizar en cualquier zona del cuerpo y es ideal para la cola, las piernas y la panza. Precio: $950 la sesión y se recomiendan de 4 a 8. Dónde: M&D Dermacycle.

Resultados a la vista
Para obtener el máximo rendimiento en cualquier tratamiento, los especialistas recomiendan:
Apoyar el tratamiento con cuidados en casa.
Ser constante en las sesiones y no interrumpirlas antes de tiempo.
Asegurarse la continuación de los resultados con sesiones de mantenimiento regulares.
Evitar los hábitos que causaron el problema.
Ser realista en las expectativas. La estética ayuda, y mucho, pero no hace milagros.


En buenas manos

En gabinete, los masajes y otras técnicas manuales también ayudan a reducir medidas y a tonificar.

Menos centímetros : drenaje linfático manual. Se trabaja con maniobras de deslizamientos y presiones muy delicadas a un ritmo constante y mucho más lento que el de un masaje tradicional, ya que ayudan a eliminar desechos que no son absorbidos. Precio: $180. Duración: 90 minutos. Sesiones recomendadas: 10 sesiones, 2 o 3 veces por semana. Dónde: consultorio de la terapeuta corporal Ma. José Gutiérrez.

Cambio de piel : shock antiage corporal. Comienza con una limpieza y exfoliación con ingredientes vegetales que reparan la dermis dañada y opaca. Luego se aplica una crema regeneradora de colágeno para mejorar las estrías y la flacidez. A continuación la terapeuta realiza un masaje reductor. El procedimiento finaliza con una hidratación profunda y la aplicación de una máscara iluminadora de seda. Precio: $500. Duración: una hora y media. Sesiones recomendadas: 1 al mes. Dónde: Posada Isla la Escondida.

Esas zonas dificiles

Somos lo que comemos. Por eso, una dieta equilibrada es la clave para modelar la silueta y sentirnos satisfechas frente al espejo. Aquí, consejos para puntos que son siempre polémicos.

Panza . Para lograr un vientre plano, es fundamental mantener una alimentación balanceada. No se trata de comer poco, sino lo suficiente y de manera equilibrada para mantener el metabolismo en movimiento mientras quemamos calorías y para evitar la inflamación. Es necesario hacer tres comidas y dos colaciones diarias, con buenos nutrientes, como proteínas, fibras y calcio. Además, no todo debe ser sacrificio: disfrutar de la vida, estar de buen humor y darse un gusto moderado una vez por semana es una caricia a nuestro estado de ánimo y esto también sirve para adelgazar. En nuestro menú diario tiene que haber abundantes frutas y verduras, preferentemente sin cáscara. Tampoco pueden faltar las fibras presentes en las verduras como brócoli, zanahorias, ciruelas, manzanas, peras, lentejas y en los cereales en general. En cambio, debemos evitar el exceso de hidratos de carbono que producen hinchazón. Levantarse temprano y tomar un rico desayuno es clave para que la dieta sea exitosa. Infaltable: los dos litros de agua por día que nos ayudan a no retener líquidos. En cuanto a la actividad física, los abdominales tonifican los músculos, pero no quitan las grasas.

Piernas y cola . Una rutina sencilla y eficaz para tratar estas zonas del cuerpo consiste en no estar demasiado tiempo quietas, en levantar la cola de la silla cada vez que podamos y estar en movimiento, aunque sea utilizando las escaleras de casa o del trabajo. Es necesario encontrar la manera de estar activas para quemar las calorías que nos sobran. Estirar las piernas también es fundamental y practicar pilates o stretching es una buena manera de conseguirlo. Las disciplinas aeróbicas como correr o nadar modelan y mejoran la salud cardiovascular. Y es recomendable hacerlas una o dos veces por semana, aunque sea en pequeñas sesiones. Los masajes también son recomendables. Las sesiones de masoterapia reductora y modeladora para complementar los ejercicios es una buena idea, principalmente para quitar la adiposidad instalada entre la piel y el músculo..

Más notas de Belleza